Pago a los trabajadores del Asilo podría ser migajas porque la gobernadora afirma que no tiene compromiso

Pago a los trabajadores del Asilo podría ser migajas porque la gobernadora afirma que no tiene compromiso

La gestión de la recién nombrada gobernadora de Córdoba en propiedad, Sandra Devia, ya empieza a tener baches y podría sumar tempranamente unos cuantos detractores.

El motivo es el pago a los trabajadores de la fundación Asilo Perpetuo Socorro, quienes desde hace siete meses no cobran ni un peso correspondiente a su salario y lo peor del asunto es que podrían recibir migajas.

Este viernes la mandataria regional habló al respecto e indicó que es necesario “conciliar” dicho pago debido a que “no existió un contrato por escrito” para sustentar la deuda. En pocas palabras, Devia buscará llegar a un consenso con los trabajadores para efectuar un pago inferior.

“La deuda no está sustentada, tenemos que conciliar y evaluar cómo se paga porque nunca hubo un contrato de por medio. No se les ha dicho que no, pero toca evaluar la forma en que se paga porque formalmente nunca existió ningún contrato”, expresó.

Pero el asunto es que, pese a no haber ninguna vinculación directa con la Gobernación, los empleados prestaron el servicio y ahora, bajo dicha excusa, el pago no se ha hecho efectivo y la burgomaestre parece hacer la de Pilatos y se lava las manos.

Mientras tanto, la estabilidad del centro se encuentra en vilo porque las enfermeras que cuidan de los abuelos mantienen protestas exigiendo la cancelación de sus honorarios.

La estampilla

Cabe recordar que los recursos que destina la Gobernación para el asilo de Montería son los que se desprenden a través del impuesto pro-anciano o Estampilla para el Bienestar del Adulto Mayor.

De esta manera, la Ley 1276 de 2009 dice lo siguiente: “el producto de dichos recursos se destinará, como mínimo, en un 70% para la financiación de los Centros Vida, de acuerdo con las definiciones de la presente ley; y el 30% restante, a la dotación y funcionamiento de los Centros de Bienestar del Anciano, sin perjuicio de los recursos adicionales que puedan gestionarse a través del sector privado y la cooperación internacional”.

La pregunta es ¿Si no se efectuará el pago completo a los trabajadores qué hará la gobernadora con la plata que está en las arcas como resultado del impuesto?