Nuevo Horizonte atrapado en la pudredumbre

Nuevo Horizonte atrapado en la pudredumbre

Sumidos entre las aguas putrefactas y contaminadas se encuentran los habitantes del barrio Nuevo Horizonte, ubicado en el sur de la ciudad de Montería, a pesar de que desde hace alrededor de un año hicieron el alcantarillado pero los vecinos del sector no quieren conectarse porque en la temporada invernal se rebosan las casas.

Según manifestaron los habitantes del sector, antes de que empezaran a construir, las calles del barrio estaban adoquinadas, pero con la obra rompieron y dejaron las calles en estado crítico, por ello le solicitaron a la administración municipal que se apersone del caso y les busquen una pronta solución, debido a que en una ocasión una señora de la tercera edad se cayó producto del mal estado en el que se encuentran las vías y por esa situación calamitosa nadie responde.

En condiciones infrahumanas, esta es la situación que pintan los pobladores que tienen que vivir, aparte del foco de contaminación que es el manjol, del que emergen todo tipo de vectores, e incluso culebras.

Según la comunidad “varias veces hemos llamado a Proactiva porque ese manjol dura hasta tres meses así rebosando pero no hacen nada al respecto, con decirle que ni siquiera vienen a ver qué pasa, uno es el que tiene que soportar el olor y las enfermedades que ya se están presentando, a veces la misma comunidad cuando ya no puede mas le echa arena para minimizar un poco el hedor.

Las madres de familia están preocupadas porque a sus hijos le están saliendo brotes en la piel y ellos aseguran que es por el agua contaminada “mi bebé de cinco meses de la noche a la mañana apareció con una rasquiña, nosotros se la atribuimos a ese manjol que está enfrente de mi casa y que a cada rato se rebosa porque los de la empresa Veolia no le hacen el debido mantenimiento, además porque el agua llega hasta las terrazas de las casas y así tenemos nosotros que soportar esa porquería porque nadie viene por aquí y se da cuenta del estado en que estamos viviendo, le hacemos el llamado al señor alcalde para que mande a los encargados y nos solucionen la problemática”, aseguró una habitante del sector .

Este sector de la ciudad está pasando muchas necesidades en torno al mal estado de las calles que están sin pavimentar, porque estas se encuentran en un deterioro desde que este barrio fue creado, el agua estancada en épocas de invierno y en épocas de verano, el rebosamiento de los manjoles que las mantiene llenas de agua contaminada, el mal olor penetrante es insoportable para sus habitantes quienes en ocasiones se enferman contrayendo cuadros infecciosos en vías respiratorias y en la piel.

En cuanto a la seguridad del barrio, vecinos del sector manifiestan que ha habido varios atracos principalmente porque las calles están muy oscuras, el alumbrado público funciona en algunos sectores y en otros no, lo que le da pie a los amigos de lo ajeno para que cometan sus fechorías. Según una habitante, “algunas calles son bastante oscuras, de ocho en adelante ya no se puede pasar por allí por temor a que los atraquen o les hagan algo malo, la comunidad en general del seis de marzo le pide al ente competente del alumbrado que revise las redes, y si hay algún daño por favor repararlo por el bien de todos”.