En Villa Melissa 200 familias cocinan con leña

En Villa Melissa 200 familias cocinan con leña

Cerca de 200 familias del barrio Villa Melissa, al sur de Montería, han tenido que padecer por la falta del servicio de gas, pues al momento de recibir las viviendas les prometieron que en los próximos días les instalarían ese servicio, pero eso solo quedó en promesas, porque según manifestaron algunos afectados ningún doliente se apersonó de la situación.

“Seguimos necesitando el servicio del gas, nos prometen pero no vemos resultados ni siquiera las acometidas las han metido en este sector, ya le hicimos una solicitud a la empresa Surtigás para que hagan el trabajo en la comunidad de Villa Melissa”, afirmó un habitante del sector.

La comunidad ha presentado peticiones por escrito a la empresa prestadora del servicio en la región caribe colombiana y en el departamento de Córdoba pero hasta el momento no han recibido respuesta positiva de la misma.

“Todavía no me han respondido las solicitudes que le pasé a la empresa, porque yo voy a pedir ayuda a los organismos de control, a la Procuraduría, Contraloría, exigiendo nuestros derechos de que estas viviendas debían ser entregadas con todos sus servicios, aquí se han visto casos de familias que cuando se quedan sin el servicio deben aguantar hambre porque no tienen para abastecerse nuevamente y eso es muy lamentable porque la mayoría de ellos tienen niños pequeños”, expresó un vecino del sector.

Por otro lado la comunidad con recursos propios ha adelantado trabajos para mejorar algunas vías del barrio que están críticas ya que desde que metieron el alcantarillado por parte de Proactiva que a su vez le dio el desarrollo de estas obras a la firma de ingenieros ASMI, al terminar el contrato de alcantarillado no corrigieron la parte de arreglo de las carreteras en una forma correcta ya que en vez de nivelar con balasto rígido, echaron un balasto negro de mala calidad, dejando al sector en momentos de lluvias prácticamente incomunicado y sin poder salir a sus trabajos.

Líderes y padres de familia del barrio ya han puesto en conocimiento esta problemática desde hace casi un año ante la empresa responsable y ésta a pesar de que se compromete a solucionar el problema, todavía no ha cumplido. Dicen los moradores del sector que ellos con sus propios medios tienen que sacar dinero para tapar con balasto la cantidad de huecos y charcos que se mantienen durante todo el año.

Por otro lado, es grave la situación de los jóvenes y niños del barrio que no tienen donde jugar ya que no cuentan con un parque donde padres e hijos tengan donde pasar un buen rato al aire libre. Es deprimente que las administraciones no hayan construido un parque en sus 17 años de existencia de esta comunidad. El parque que tienen actualmente solo sirve para parqueadero de motos y vehículos de los vecinos y peor aún se encuentra lleno de monte.

Manifiestan que por el lado de la energía son continuos los apagones que tienen y que en ocasiones duran hasta 5 horas y que al momento de llegar la luz viene tan alta que se dañan los electrodomésticos, pero el cobro en el recibo llega a tiempo y con alzas indiscriminadas que al momento de reclamar a la empresa les dicen que pague primero y después le hacen una verificación por parte de los técnicos, y al final no le resuelven nada.