Barrio Santander sigue padeciendo por el canal colector

Barrio Santander sigue padeciendo por el canal colector

La comunidad del barrio Santander ha manifestado en varias ocasiones que se siente burlada por parte de la administración municipal, puesto que desde hace varios años le han prometido la adecuación de un canal que divide al barrio y hasta el sol de hoy la promesa no se ha visto reflejada.

Según un habitante del sector “la problemática es la de siempre, llegan los mandatarios de turno y nos prometen cosas y nunca cumplen, el año pasado para el mes de junio, llegó Marcos Daniel puerta a puerta manifestando que dentro de 45 días volvía con el proyecto en la mano y con los ingenieros para solucionar la problemática del canal y hasta la fecha no se ha visto reflejado nada, eso es una burla, nosotros los habitantes del barrio nos hemos dado cuenta que han hecho obras que no son prioritarias y a nosotros todavía nos tienen en el abandono”, expresó.

La adecuación del canal ha sido la manzana de la discordia entre los habitantes del barrio y la administración municipal, debido a que cada que pasa el tiempo el foco de contaminación sigue creciendo, según manifestó un vecino del sector, ya se ha presentado casos donde un niño se fue de cabeza al canal e incluso tuvieron que hospitalizarlo porque tragó agua contaminada.

Por otro lado, la empresa encargada del aseo en su inoperancia solo va cada seis meses hasta el sector y realiza el trabajo a medias, por ello los pobladores le solicitan una vez más al mandatario de la ciudad que les escuche sus peticiones, puesto que al igual que los otros barrios ellos también están necesitando de las promesas que él cada vez que va al barrio les hace.

Ante esta situación, la comunidad pidió una reunión con el alcalde Marcos Daniel Pineda, con el fin de llegar a un acuerdo, pero según ellos la única respuesta que obtuvieron fue que “el presupuesto que hay no alcanza para hacerle un buen mantenimiento al canal y no podemos hacer nada hasta que no haya el dinero para hacer un buen trabajo”, expresó el mandatario.

Los habitantes le expresaron al Diario La Piragua, que de no haber una buena limpieza en el canal, lo que le piden a la administración es su revestimiento puesto que actualmente están dejando los sedimentos al lado del canal, ocasionando olores putrefactos y mal aspecto al barrio.

Por otro lado, los vecinos manifestaron tener unas calles de acceso intransitables, en la temporada invernal se les hace imposible salir de sus casas a sus lugares de estudio o trabajo porque las calles se convierten en un total lodazal, de hecho, los transportadores de servicio público no quieren entrar hasta el barrio por el mal estado en el que se encuentran las calles.

Las calles intransitables y el canal recolector de aguas putrefactas no son los únicos problemas por los que padece el barrio, sino que además en materia de servicio público los habitantes se quejan por los constantes apagones por parte de Electricaribe. Líderes comunales y cívicos, dijeron que las interrupciones en el suministro eléctrico en los domicilios son casi que a diario, tanto en el día y en la noche, y sin ninguna justificación, además no se les informa a las comunidades por parte de Electricaribe.

Con la falta de luz se afectan salones de belleza, tiendas, heladerías, carnicerías y diferentes locales comerciales que necesitan la electricidad para preservar sus productos.
Este medio conoció extraoficialmente que Electricaribe dizque para mejorar estos inconvenientes, envió unas cuadrillas, pero tampoco explican oficialmente lo referente al problema de redes. “En múltiples ocasiones gente afectada del barrio y los comunales llamamos y les preguntamos ¿qué pasa con este tema? y no responden, ni tampoco dan solución” dice el presidente de la JAC, Carvajal Suárez.