Trauma en barrios de la comuna 6 por causa del invierno

Trauma en barrios de la comuna 6 por causa del invierno

La Comuna 6 está compuesta por muchos barrios, en su mayoría de estratos bajos y que tienen más de 20 años de existencia y con la expansión territorial de Montería han llegado barrios nuevos que en su gran mayorías son viviendas de interés social regaladas por el Gobierno Nacional y que se encuentran registrados en el POT (plan de ordenamiento territorial).

La ola invernal que se presenta todos los años es un calvario para los habitantes de esta zona ya que están ubicados en partes muy bajas y por la mala planificación de alguno sectores donde muchas familia decidieron anclar una casa para tener una vivienda digna compraron lotes a finqueros que les prometieron el cielo y la tierra en cuanto a los servicios de alcantarillado, vías en perfecto estado, luz entre otros como es el caso del barrio Mandala Uno.

Actualmente desde que el invierno llegó con mucha fuerza los barrios de esta comuna como Villa Caribe, Caribe, Monte Roble, Mandala Uno, Mandala Dos y Villa Jiménez están sufriendo sus estragos y es impresionante la problemática que obligatoriamente tienen que atravesar, por la entrada principal que conecta a todos estos barrios, para poder llegar a sus hogares.

Todo esto se presenta por una razón lógica, la mayoría de estos barrios están en la periferia de uno de los canales colectores principales que llevan sus aguas a otro vertedero que en su defecto transporta hacia el Caño de Aguas Prietas en el municipio de Ciénaga de Oro, pero, como es costumbre el municipio no tiene en cuenta en una forma frecuente el mantenimiento de este canal que generalmente se encuentra con sedimentación, maleza y basura que los mismos habitantes en forma irresponsable arrojan y esto lo que hace es que en épocas de invierno las aguas no corran con facilidad y se desborden a estos sectores.

Todo esto ocurre porque no existe voluntad de los gobernantes en hacer proyectos de prevención en la época de verano y solo hacen presencia cuando ya está la tragedia y es cuando salen los organismos de socorro a mitigar un poco la situación, en momentos enn que es muy grave la situación que están viviendo estas familias que están asentadas en el sector.

Es realmente incómodo para los vehículos transitar por estas calles, llámese carros, motos o cualquier otro medio. Las personas a quienes les toca transitar por los caminos fangosos de estos barrios padecen las incomodidades más grandes en el sentido que los vehículos que pasan salpican las casas con el lodo dañando la pintura y sus fachadas, lo mismo que les pasa a los transeúntes que en muchas ocasiones sufren este mismo problema, incluyendo caídas en el barro y muchos se han fracturado a causa del mal estado de esta vía.

Luego de los fuertes aguaceros presentados durante esta semana en Montería, el canal “El Purgatorio” ha sido uno de los causantes de los represamientos de las aguas lluvias en barrios como Villa Jiménez, parte de Cantaclaro y Mandala, según se indicó desde la Defensa Civil y desde la administración municipal, los trabajos siguen siendo arduos y de gran apoyo con motobombas.

Asimismo, se conoció que debido a los sedimentos, basura y la presencia de unos terraplenes que se encuentran en la zona, el normal curso del agua se ha obstaculizado generando así las inundaciones.

El Alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda García, realizó una visita de monitoreo a algunos de los barrios afectados por las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días, para revisar las acciones que se están adelantando con el fin de mitigar la emergencia.

Durante el recorrido, el mandatario estuvo acompañado por el equipo de la Oficina de Gestión del Riesgo, la Defensa Civil, la Policía y la Décima Primera Brigada.

Hace algunos días se realizaron labores de dragado y limpieza profunda con maquinaria pesada en tres puntos estratégicos sobre el canal El Purgatorio, escogidos después de un estudio técnico, lo que ha permitido que las aguas estancadas en los barrios aledaños puedan evacuar con mayor facilidad.

El alcalde y su equipo estuvieron en el barrio Villa Jiménez, donde se está trabajando con las motobombas industriales enviadas por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y se atienden puntos críticos para evitar que las aguas del humedal sigan rebosando hacia las viviendas.

Asimismo, estuvieron en el barrio Mandala, donde recorrieron los sectores inundados e hicieron entrega de toldillos y bienestarina líquida para los niños. Además, se comisionó un equipo de la ESE Vidasinú para brindar atención de medicina general a la comunidad.

“Seguiremos atentos las 24 horas del día los 7 días de la semana con todo el equipo de la Oficina de Riesgos de la Alcaldía de Montería, para atender la emergencia en los barrios que se vean afectados por la temporada invernal”, afirmó el alcalde Marcos Daniel Pineda.

● Pero no solamente la comuna 6 presenta problemas de inundaciones, desde hace tiempo padecen otros problemas que les aquejan y que esperan que el gobierno municipal se los solucione.

● Hoy en día muchas familias están viviendo una situación grave por la falta de inversión en alcantarillado, vías, saneamiento básico entre otros, no tienen vías de acceso al barrio, son puras trochas que no permiten que el transporte de pasajeros logre llegar a esta zona, las pocas calles que tienen en gran parte están llenas de de agua y monte, no permitiendo que niños y habitantes salgan a las escuelas y al lugar de trabajo.

● Existe una proliferación de serpientes que en ocasiones han mordido a animales domésticos causándoles la muerte; Por esta razón el temor y la angustia de sus vecinos se hace cada vez preocupante porque en cualquier época del año se presentan con frecuencia estos reptiles de alta peligrosidad. Además de esta problemática los niños se están enfermando con gripa, afectación en los bronquios, y tos permanente, producidas por vectores y animales roedores.

● En el caso de los pocos comerciantes que tienen sus tiendas manifiestan que muchas veces cuando llueve, no les van a comprar porque no pueden llegar por el anegamiento de sus calles que demoran hasta 10 días en secarse, por tal motivo se les dañan los productos perecederos dejando pérdidas en el negocio.

● Con relación al alcantarillado hasta el momento y el servicio de Gas Natural no llega, a todos los hogares, el alumbrado público está a medias, y las conexiones tienen que hacerla los mismos habitantes, y en ocasiones por los continuos apagones se les ha averiado lo poquito que tienen, los de la Junta de Acción Comunal no se dan por entendidos de sus problemas.

● En cuanto a seguridad ellos aducen que se presentan a cada rato robos y atracos por maleantes que viven en los barrios circunvecinos, aprovechando la soledad y lo distante que se encuentran algunos barrios, esto se da por la vigilancia de la policía que no hace las rondas necesarias para evitar estas acciones delictivas, manifiestan que en horas de la noche es cuando suceden estos rasponazos y que tienen que dormirse muy temprano.

● Los habitantes hacen un llamado de urgencia a la administración Municipal para que en un tiempo corto les solucione los problemas básicos de la comunidad.