“Mis vecinos me drogan con una sustancia extraña y la Policía no hace nada ”: Carmen Sánchez

“Mis vecinos me drogan con una sustancia extraña y la Policía no hace nada ”: Carmen Sánchez

Un verdadero calvario está viviendo el núcleo familiar encabezado por Carmen del Socorro Sánchez, una docente pensionada que vive junto a sus otros hijos en la calle 20 con carreras 10 y 11 de la capital cordobesa, quien según afirma, desde hace varios años ha tenido que padecer por las ‘maldades’ que sus vecinos le han hecho y ella no se explica a son de qué.

Hasta el Diario La Piragua se trasladó la angustiada mujer buscando ayuda puesto que según manifestó ningún ente de control se ha apersonado del caso, e incluso la Policía ha hecho caso omiso a los reiterados llamados que ha hecho Carmen en busca de protección puesto que piensa que sus vecinos identificados como Rafael Emiro Buelvas Paredes y Dominga Luna Palomino están atentando contra su integridad física y sicológica así como presuntamente ya han hecho con su salud, pues en su cuerpo deja ver rasquiñas y un brote producto de un veneno que según la mujer han rociado en su vivienda.

Según expresó la mujer al grupo reporteril del Diario La Piragua, los vecinos han pasado los extremos de envenenarle las matas y árboles que tiene en las afueras de su vivienda, así como ensuciarle con un liquido extraño el agua que usa para su consumo diario, lo que le ha causado un deterioro en su salud e igualmente a los integrantes de su núcleo familiar. Señala Sánchez Gómez que con los efectos colaterales de esta sustancia tóxica que suministran los vecinos sin corazón y de mente carcomida por el odio, están alcanzando su propósito y es ir acabando lentamente con su vida.

“Yo durante años me desempeñé como una excelente deportista y me destaqué en la disciplina pero debido a todo lo que me han hecho mis vecinos, yo nunca más pude recuperar la tranquilidad, mi salud ya no es la misma, e incluso he tenido problemas cerebrales, la tranquilidad que yo tenía en mi vivienda se ha perdido, no puedo tener ninguna clase de animales porque los matan, ya mis plantas todas se me han muerto, ahora lo último es meterse con los servicios públicos como es el agua, servicios que no son de ellos pero con tal de hacerme la vida imposible lo hacen, no entiendo que es lo que les pasa a Rafael Buelvas y Dominga Luna conmigo, yo nunca le he hecho el mal a nadie y mucho menos a ellos que han sido mis vecinos durante varios años, lo que yo le pido a las autoridades y a los medios de comunicación es que hagan saber mi situación, que me ayuden, yo no soy una persona mala, pero me he convertido porque mis vecinos me mantienen drogada”, expresó la desesperada mujer.

Este caso es de conocimiento de todas las autoridades puesto que con pruebas en mano, Carmen Sánchez se ha desplazado a los diferentes medios de comunicación de la capital cordobesa con el fin de alzar su voz y hacerse escuchar, pues según manifiesta desde hace años nadie le presta atención, empezando por la Policía, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, CVS, y Universidad de Córdoba, en esta última encontró una mano amiga que le ayudó a esclarecer sus sospechas de que el agua de su vivienda estaba siendo tratada con un elemento extraño.

Ante el grupo reporteril de La Piragua, Sánchez manifestó que la Policía en una ocasión le sugirió una conciliación con los vecinos, pero esto nunca se hizo puesto que según Carmen, Buelvas y Luna, no quisieron conciliar, prefirieron seguir haciendo todo tipo de hechicerías y maldades hasta el punto de llegar a agotar la paciencia de la mujer.

Esta historia es una de las tantas que deja ver la injusticia no tanto colombiana sino local, puesto que en documentos firmados por el Coronel y casa de Justicia se ve reflejado el poco interés de casos que son verdaderamente preocupantes, es la realidad de una familia que corre el riesgo inminente de sufrir un mal que lesione su integridad física, llegando hasta el final de sus vidas si nuestras autoridades judiciales no intervienen y frenan este tipo de acciones encubiertas y criminales, solo porque según manifestó Sánchez, los vecinos tienen ‘compradas a las autoridades’, es allí donde surge la incógnita que se hacen muchos colombianos, en este caso los monterianos, ¿Será que la justicia es solo para quienes tienen el poder?.