Masacre en Nueva Zelanda: 49 muertos por tiroteo en dos mezquita

Masacre en Nueva Zelanda: 49 muertos por tiroteo en dos mezquita

Trágica masacre en Nueva Zelanda deja 49 muertos tras los ataques contra las dos mezquitas en Chirschurch. El atentado deja un sospechoso que al parecer podría pertenecer a una supremacía blanca de origen australiano.

El ataque se dio a plena luz del día del 15 de marzo (hora local), cuando la multitud de musulmanes hacían la oración de los viernes. En la mezquita de Al Noor, murieron 41 personas cerca del Jardín Botánico, y otras siete víctimas en la Mezquita de Linwood, a unos 6,5 kilómetros al este de la de Al Noor.

Otra persona murió en un centro hospitalario de la ciudad donde atienden a los 48 heridos de bala, entre ellos menores de edad.

La primera ministra, Jacinda Arden, en una conferencia transmitida en el directo de Wellington explicó que “está claro que esto solo puede ser descrito como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece haber sido bien planeado. La condena más fuerte posible contra la ideología».

El atentado en Al Noor fue propiciado por el atacante durante 17 minutos, imágenes en la que se observa cómo el hombre recorre las habitaciones de la mezquita y dispara con armas semiautomáticas contras las personas que se encontraban en el lugar.

«Había un banco, puse la mitad de mi cuerpo debajo y mis piernas quedaron fuera, intentado que pareciera que no respiraba y él cambió los cargadores siete veces…. Se fue a los diferentes compartimentos y disparó por doquier», dijo Farid Ahmed a los medios.

Sin embargo, el equipo nacional de críquet de Bangladesh escapó intacto del atentado en una de las dos mezquitas porque «el ataque ocurrió antes de que llegaran al lugar», dijo a EFE el director ejecutivo de la Junta de Críquet de Bangladesh, Nizamuddin Chowdhury.

Las autoridades aún no han dado información sobre el tiroteo en Linwood e incluso Bush, cuando se les preguntaron si una persona es responsable de los dos ataques, se limitaron a decir: «una persona ha sido acusada y no sería apropiado dar detalles ahora».

Por otro lado la Policía halló armas de fuego en las mezquitas y dos explosivos en dos vehículos vinculados a los ataques, uno de los cuales ha sido desactivado. Tras los tiroteos, la ciudad de Christchurch, que ahora quedó temporalmente bajo una orden de confinamiento, fue declarada en alerta que se extendió a todo el país.

Cabe recordar que las mezquitas son lugares de culto para los de la fe islámica, en la que albergan una comunidad mayor y disponen de servicios sociales, con un propósito de que los creyentes puedan reunirse para orar.

Este sería el posible autor de la masacre.