Mediante decreto fueron suspendidos más de 470 contratos firmados en el mes de enero en el hospital San Jerónimo de Montería en la anterior gerencia a cargo de Isaura Hernández, así lo confirmó el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal.

El decreto se dio a conocer luego de que se culminara la mesa de seguimiento interinstitucional a la intervención del centro de salud, que se estaba llevando a cabo este 14 de marzo.

Cabe recordar que el pasado 1 de enero, Hernández, había firmado 480 contratos sin cumplir la reglamentación y el debido proceso de nombra legales.

Esta medida fue tomada por el Agente Interventor, así lo hizo saber Aristizábal, agregando que la contratación se está haciendo personalmente y no hay evidencias de normas paralelas.