Marta Lucía afirma que Gobierno no ha pensado en Constituyente

Marta Lucía afirma que Gobierno no ha pensado en Constituyente

El Centro Democrático y el partido Conservador, ambos bancadas del Gobierno, han dejado en claro su desaprobación sobre la decisión de la JEP y el fallo de los casos sobre excombatientes presuntamente involucrados en el negocio de las drogas. Dicho descontento provocó que dentro de las filas del uribismo se planteara la idea de convocar una reforma constitucional.

Al respecto, La vicepresidente Marta Lucía Ramírez, expresó: “El Gobierno no ha pensado en el escenario de la Constituyente. Es que tenemos suficiente institucionalidad e instrumentos que permiten salir a delante de este momento difícil, pero que de ninguna manera es la crisis que se está planteando. Aquí las instituciones tienen solidez, y aquí hay un jefe de Estado que está al frente de la institucionalidad, dándole la tranquilidad al país de que tenemos salidas dentro de la institucionalidad y dentro de la estabilidad”.

Con esto, Ramírez descarta recurrir a este temido mecanismo y enfatiza su confiabilidad en la institucionalidad del país -una alusión evidente de la ausencia de esta en Venezuela, donde sí se aplicó la reforma-. El plan del Gobierno entonces es, según Ramírez, “acercarse a los partidos políticos y lograr ese acuerdo nacional para buscar lo que ellos reconocen como la mejora de lo ya establecido en la JEP”.

En este sentido, destacó el respaldo del presidente de la República, Iván Duque, a la apelación del procurador ante la JEP y añadió que existen otros mecanismos y se podría acudir a distintos elementos. “Lo importante es que nosotros de aquí en adelante tenemos que ser cada vez más exigentes en que la aplicación del acuerdo de verdad se ciña a lo que está escrito”, expresó.

Cabe recordar que el presidente del Senado, Ernesto Macías, fue de los primeros uribistas en hablar de una constituyente. El senador José Obdulio Gaviria coincide con la reforma. A través de las redes sociales hubo muchos a favor y otros tantos en contra recordaron la ocasión en que Gustavo Petro asomó esta idea en campaña y se le cuestionó por querer llevar al país al “castrochavismo.