Luego de 32 años la familia Cano pide a la CIDH que ayude a esclarecer el asesinato de Guillermo Cano

Luego de 32 años la familia Cano pide a la CIDH que ayude a esclarecer el asesinato de Guillermo Cano

Luego de que se conociera que la Fiscalía impuso medida de aseguramiento en contra del exjefe de sicarios de Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, como presunto coautor del delito de homicidio agravado, la familia Cano pidió al Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ayuda para esclarecer el crimen del periodista Guillermo Cano, quien fue asesinado a bala en diciembre de 1986, cuando fungía como director del diario El Espectador.

Su viuda, Ana María Busquets de Cano, y demás integrantes de su familia, enviaron un comunicado a la CIDH en el que plantearon que llevan “32 años, desde 1986, esperando justicia y conocer lo sucedido. Ojalá esta decisión sirva para llegar al fondo de todo», por lo que consideran que la Comisión debe seguir “el ejemplo de la Fiscalía y nos ayude a establecer la verdad sobre las circunstancias, autores y contextos de la muerte de Guillermo Cano Isaza».

Respecto a ‘Popeye’ se supo que la medida de aseguramiento en su contra fue impuesta por una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, en base a «la presencia de nuevos testimonios de confesos integrantes y colaboradores» del que fue el cartel de las drogas de Medellín y otra evidencia recopilada».

Como se recordará Guillermo Cano fue un periodista y editor de diarios impresos, que a través de sus escritos y de la impresión de una rotativa, lideraba la lucha contra el narcotráfico que por años azotó a Colombia durante la época de Pablo Escobar. El resultó asesinado a balazos por sicarios del capo que lo sorprendieron una noche de diciembre de 1986, cuando conducía su carro luego del salir de El Espectador con rumbo hacia su casa.