La mujer que posó tras ser capturada

La mujer que posó tras ser capturada

Desde cuando las autoridades empezaron a seguirle la pista a Dori Luz Herrera, identificaron sus ínfulas de modelo. Los rastros que fue dejando en el camino sobre su accionar delictivo empezaron en las redes sociales. Allí, la mujer de 21 años no sólo se ufanaba de su voluptuoso cuerpo, sino también de la pasión que le despertaban las armas. Así se dejaba ver en su perfil de Facebook.

 

Con amigas, en lugares públicos o privados, Dori Luz no escatimaba un momento para dejar ver su belleza. Sin embargo, lo que menos esperaban las autoridades es que la joven comenzara también a posar cuando era expuesta ante las cámaras para legalizar su captura.

 

Nada opacó su sonrisa. Había sido detenida con otros tres cómplices con las «manos en la masa» mientras atracaban a un taxista en un conocido barrio en el suroccidente de Barranquilla, pero ese no fue motivo para empañar su imagen.

 

Dori Luz se paró en medio de los otros dos capturados y con la naturalidad que no reviste el caso, mientras los uniformados sostenían con las manos atrás a sus dos cómplices, ella soltó los brazos, quebró su cadera y mostró su mejor sonrisa.

 

El desparpajo de la mujer llamó de inmediato la atención de los usuarios en las redes sociales. La naturalidad, frescura y espontaneidad con la que habían decido encarar a la justicia no tenía ninguna justificación y menos presentación. Era una burla. Horas antes, según informó El Heraldo, había sido asesinado otro taxista en el barrio Santo Domingo.

 

Sin embargo, ese no fue el caso de Daniel De la Hoz Herrera, de 19 años, el joven que las acompañaba. Como se suele ver las fotografías judiciales, él intentó ocultar su rostro del foco de la cámara.

 

«De inmediato llegaron al lugar y lograron la captura de las tres personas, dos de ellas mujeres, la recuperación de los elementos hurtados y la incautación de un arma de fogueo tipo pistola», informó la Policía al diario barranquillero.

 

Los tres sospechosos fueron trasladados a las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, donde se espera sean judicializados por el delito de hurto. A pesar de tratarse de un caso menor, comparado con los que se suele denunciar en el país, los usuarios en las redes reprocharon la burla con la que esta mujer encaró a la justicia.

 

 

Vía Semana