LA FORASTERA GOBERNADORA

LA FORASTERA GOBERNADORA

Estaba cantado y anunciado que el GOBIERNO DEL PRESIDENTE DUQUE iba a escoger a la candidata del SENADOR JHONY BESAILE y así se consumaría la triangulación política de quien ha venido ejerciendo, a nombre del GOBIERNO NACIONAL, un encargo por más de un año que en realidad ha sido una adaptación en cuerpo ajeno y una prolongación del gobierno de EDWIN BESAILE con todas las consecuencias que acarrea y el lastre de escándalos bochornosos de esa administración que lo tiene a él destituido y a muchos de sus funcionarios presos y a otros en procesos que podrían sufrir el mismo destino.

En realidad nunca ejerció como la encargada sino como subalterna y se dice que hasta tal punto se llegó que el mismo EDWIN se ha sentido más a gusto con ella que ejerciendo él mismo el cargo, pues ya no lleva el peso ni la mirada inquisidora de la PROCURADURÍA ni de los medios de comunicación y ello le ha permitido maniobrar con más tranquilidad.

Este nombramiento en propiedad a nadie sorprendió, es más había preocupación por la demora de tres semanas y más de uno estaba nervioso en la organización BESAILE Y ASOCIADOS, que encontraron en esta ahora EX FUNCIONARIA DEL MINISTERIO DEL INTERIOR, su tabla de salvación y la posibilidad de mantener en el próximo proceso electoral la GOBERNACIÓN DE CÓRDOBA.

Son varios los interrogantes que tenemos sobre este encargo:

1- ¿Le garantizó LA GOBERNADORA su imparcialidad en este debate electoral que se avecina al GOBIERNO NACIONAL que en últimas fue el que la escogió?

2- ¿Estará la PROCURADURÍA lista para actuar con la misma prontitud, con la que hasta ahora lo ha hecho, ante la posibilidad que desde esta administración se sigan los mismos procedimientos de corrupción por los que fue suspendido el anterior GOBERNADOR, teniendo en cuenta además que ya se denunció una irregular licitación del P.A.E., donde se copiaron los estudios de conveniencia para sustentar el proyecto burdamente del DEPARTAMENTO DE CUNDINAMARCA, lo cual no sólo es sospechoso sino vergonzoso.

Señor PRESIDENTE ahí le quedan estas inquietudes y esperamos que el acompañamiento lo haga la oficina anticorrupción de la PRESIDENCIA, de lo contrario se estaría dando un duro golpe a nuestra endeble democracia en el DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA.