LA EXISTENCIA DE UN CREADOR

LA EXISTENCIA DE UN CREADOR

Por: Omar Santiago Ramos Sánchez

¿Es posible creer en que todo lo que existe fue creado por alguien superior a nosotros, superior a cualquier fenómeno natural o a una fuerza mayor?. Teorías como la del “Big Bang” o la de que “el Universo siempre ha existido”, son teorías basadas en la ideología de que Dios no existe y han querido demostrar que todo aquel que cree que el Universo fue creado por alguien, es un ignorante o simplemente una persona que, tal vez, su coeficiente intelectual no está tan elevado como las personas que creen en estas otras teorías.

Los ateos dicen que nadie puede probar la existencia de Dios, y están en lo correcto; pero tampoco nadie puede refutar que Dios existe. Para esto, filósofos como John Lennox y Alvin Plantinga han querido mostrar que no es una “ignorancia” el creer en la existencia de un ser superior o Dios. Por esto, se dará a conocer unas de las tantas razones por las cuales no hay que cometer un “suicidio intelectual” para creer en un creador.

Anteriormente la mayoría de científicos estuvieron de acuerdo con Aristóteles, en la idea de que el Universo siempre ha existido, sin inicio o final; pero la Biblia no está de acuerdo ya que en Génesis capítulo 1 relata de cómo Dios creó el Universo, es decir, fue creado por alguien.

Con la evolución de la ciencia se ha demostrado que el Universo sí tuvo un comienzo y, ahora, la gran mayoría de científicos creen que el Universo fue creado hace trece mil setecientos millones (13.700.000.000) de años por un evento denominado la gran explosión (o Big Bang), para el cual el físico ganador del premio Nobel, Steven Weinberg lo describió de esta manera: “Al principio hubo una explosión y en tres minutos 98% de la materia que hay o habrá se produjo, el Universo apareció”.

Esto quiere decir que la ciencia afirma que antes de esa explosión no existía el Universo, nada.

El científico Francis Collins dijo respecto a esto: “No puedo imaginar que la naturaleza, en este caso el Universo, se creara por sí sola (…) el hecho que el Universo tuviera un comienzo implica que alguien tuvo que haberlo comenzado (…) Y me parece que tuvo que haber sido algo o alguien fuera de la naturaleza”. Oponentes a este argumento como Richard Dawkins y Sam Harris respondieron a esto diciendo que eso no prueba que ese creador haya sido el Dios de la Bíblia pero tampoco negaron que las conclusiones de ese argumento son válidas.

Stephen Hawking mencionó: ”Las probabilidades en contra de un Universo como el nuestro emergiendo de algo como el Big Bang son enormes, pienso que hay claramente implicaciones religiosas. Sería muy difícil explicar porqué el Universo comenzaría de esta manera a menos que fuera un acto de un dios que creó a seres como nosotros a propósito”.

Hawking, quien claramente fue ateo, se pronunció de esta manera y hace que los argumentos de un Universo en constante expansión que fue originado a partir de una gran explosión pierdan vigor ya que lo que dijo este científico son palabras mayores.

En el libro El Espejismo de Dios, R. Dawkins dice que si Dios creó el Universo te da el derecho a preguntar quién creó a Dios. Pero la pregunta de Dawkins sólo tiene sentido en términos de un dios que ha sido creado no en uno no creado que es la clase de Dios en el que creen.

En la Biblia claramente se describe a un Dios eterno, un Dios que no tuvo inicio y que no tendrá final lo que da una idea de que ese ser superior, en este caso Dios, tuvo que haber existido desde antes del comienzo, es decir, desde siempre.

“Ya que hay una ley como la gravedad el Universo puede y se creará de la nada” (Stephen Hawking). El doctor en matemáticas John Lennox encontró 3 contradicciones en esa oración y son las siguientes: contradicción número 1: “Porque hay una ley de la gravedad, o sea, porque hay algo, el universo puede crearse y se creará de la nada”, es decir, porque hay algo en vez de nada, Contradicción número 2: “Porque hay una ley de la gravedad, no dice porque la gravedad existe (…) ¿cuál es la naturaleza de una ley? ¿las leyes crean cosas? claro que no (…) 1+1=2 ¿no? ¿eso alguna vez ha hecho que apareciera 2€ en tu bolsillo?”. En resumen las leyes no crean nada, sólo describen lo que existe, y concluye su segundo argumento con: “Así que la gravedad no tiene ningún sentido si la gravedad no existe”.

Y la contradicción número 3 dice: “El universo se creará a sí mismo (…) sandeces se quedan en sandeces aunque sean dichas por un famoso científico”. Lo que trató de decir Lennox con esta expresión es que no porque lo haya dicho un gran científico lo que no tiene sentido va a tenerlo.

El mundo en el que vivimos está rodeado por una naturaleza bella y sorprendente y lo que la rige a ella son las leyes naturales. Un filósofo llamado Vern Poythress mencionó sus características: “inmateriales, omnipresentes, eternas, poderosas, invisibles, inmutables, infalibles y trascendentes” Estas características suenan muy familiares, ya que todos estos son atributos de Dios, quien es el que sostiene y mantiene a la naturaleza y al universo en general. El libro de Colosenses 1:17 (biblia) dice: “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten”, esto quiere decir que Dios es quien mantiene con vida hace que lo que es sea, esto reafirma lo dicho anteriormente.

Para concluir, el Big Bang y el creacionismo son las dos corrientes ideológicas que más han sido llamativas a las personas, ya que explican cómo se originó el Universo pero creo que aún la inclinación atea o agnóstica de ciertos científicos y/o filósofos es cambiada gracias a los argumentos como la eternidad de Dios, el sostén de la naturaleza y las características de las leyes que la rigen, las contradicciones de ciertas citas, la imposibilidad de la autocreación del universo, entre otros. Existen varios argumentos que se ponen a favor de la existencia de un Dios que creó todo, y las personas aún siguen buscando otra explicación más para no creer en una, mal llamada, “superstición”.

BIBLIOGRAFÍA

* Estudiante de último grado de educación media (11°) de Montería. 16 años