La Decimoprimera Brigada del Ejército tiene nuevo comandante

La Decimoprimera Brigada del Ejército tiene nuevo comandante

En horas de la tarde de este jueves 24 de mayo, se dio la transmisión de mando en la Decimoprimera Brigada del Ejército, a través de la cual el coronel Gabriel Marín entregó la comandancia de la misma, y quedó entonces al mando el también coronel Augusto Lemus Osorio, quien aseguró sentirse “afortunado de comandar la brigada de los cordobeses”.

El evento inició sobre las 5:00 de la tarde en el campo de la Brigada, con la presencia de autoridades gubernamentales de Córdoba como los senadores Erasmo Zuleta Bechara y Ruby Chagüi; la gobernadora Sandra Patricia Devia Ruiz; la defensora del pueblo, Ana Sánchez; el procurador, Nicolás Barguil, el brigadier general Juan Carlos Ramírez Trujillo, y el general retirado Jairo Herazo.
El coronel Lemus Osorio, quien ostenta una amplia trayectoria militar en la que destaca su cargo como jefe de Estado Mayor de la Cuarta Brigada, precisó que se siente complacido de llegar a Córdoba, departamento que definió como una “tierra hermosa que es un paraíso de riqueza infinita” y agregó que se ha formado “con valores y principios férreos”, por lo que su norte está orientado a sacar “adelante la misión encomendada”.

Uno de los retos más importantes que tiene para asumir, es todo lo relacionado con la situación de orden público, en específico que impera en el sur de Córdoba, en donde en lo que va corrido de este año se ha incrementado la disputa de grupos armados, por el control ilícito de la zona en cuanto a actividades como el narcotráfico y la minería ilegal.

Al respecto, Lemus envió un mensaje a estas organizaciones criminales a cuyas cabecillas les dijo “que aún están a tiempo de ponerse del lado de la legalidad, que si no se entregan a la legalidad les vamos a perseguir, y los vamos a judicializar”.

Por su parte, Marín, quien tras entregar su mando viajará a Washington para ejercer un cargo diplomático, manifestó que durante los 23 meses que estuvo al mando de la Decimoprimera Brigada trabajó “con un grupo maravilloso” con el que vivió “momentos difíciles” que se pudieron superar, por lo que se retira “totalmente agradecido”.

En este sentido y obedeciendo a su labor meritoria, la Gobernación lo hizo acreedor de la condecoración José María Córdoba “por los logros alcanzados en el desarrollo de su labor como comandante” y de igual forma recibió el galardón Medalla Bicentenaria Antonio de la Torre y Miranda, entregado por la Administración municipal en honor a su “franqueza, respeto y sentido de responsabilidad, participando en programas de presentación y control”.

“Córdoba es un tierra maravillosa, que tiene un activo valiosísimo que son ustedes como población, realmente uno se enamora cuando como funcionario público viene acá y nosotros como soldados sólo recibimos de ustedes (el pueblo), amabilidad, cariño, trabajo en equipo, respeto. Entonces día a día el sentimiento se va afianzando, pero muy satisfecho de haber cumplido, dejamos unas cifras muy significativas en cuanto a resultado operacional, pero lo más importante es que creamos canales de comunicación con la población, con la sociedad, mandando un mensaje muy claro a todos los violentos, y es que estar del lado ilegal no paga”, expresó el coronel Gabriel Marín al afirmar que se despide del cargo con nostalgia.