¿Justicia de bolsillo?

¿Justicia de bolsillo?

Colombia es un país marcado por la impunidad e inoperancia de un sistema penal que viola todos los principios y fines jurídicos, como es el preservar la justicia como bien común fallando en derecho y protegiendo la integridad de las víctimas que son PERSONAS, Por cada historia atros llena de sevicia y crueldad por parte de quienes actúan bajo esta conducta que deja como resultado muerte y daños irreparables a las familias de las víctimas.

 

La muerte del joven universitario Luis Andrés Colmenares, ocurrida el 31 de octubre del 2010 en el parque el Virrey de la capital Colombiana. A pesar de que el violento crimen quedó grabado en cámaras de seguridad, hubo testigos y material probatorio suficiente para demostrar que el estudiante de los Andes fue asesinado, La jueza 11 de conocimiento, Paula Astrid Jiménez, defendió este martes el fallo con el que absolvió a Laura Moreno y Jessy Quintero decisión que fue rechazada por la familia de la víctima y el país “La decisión que tomé ha sido fundamentada en derecho. Decidí con base en las pruebas que fueron presentadas en el juicio.

 

Una cosa es lo que digan los medios y el ciudadano allá afuera, y otra lo que fundamentó en el juicio la Fiscalía”.

 

Señores lectores, no es secreto para nadie que Colombia tiene uno de los índices de violencia más altos del mundo y a eso hay que sumarle a la ciudadanía motivada por ese miedo a una constunbre de violencia en la que la gente se mata por matarse y hasta por diferencias de un equipo de futbol, Además el delincuente le perdió el miedo a la autoridad y cualquier fletero o persona con poder econocmico y social termina asesinando a su víctima ante la certeza de que difícilmente va a ser judicializado”.

 

El departamento de Córdoba es sin duda alguna otro escenario de la “pantalla grande” en lo que se refiere a los inimputables que no son más que Figuras Públicas inmunes a la ley, especialistas en dilatar y retrasar los procesos Judiciales por medio del tráfico de influencias con aquellos que están obligados a fallar en Derecho.