A través de un comunicado oficial, el gobierno iraní reconoció su autoría en el derribamiento del avión ucraniano que dejó como saldo más de un centenar de personas muertas, y explicó que se trató de “un error humano”, por lo que se están adelantando las investigaciones al respecto a fin de “hacer justicia”.

Hasan Rohaní, presidente de Irán, lamentó la muerte de “personas inocentes debido a errores humanos y disparos equivocados” y señaló que “este doloroso accidente no es algo que pueda pasarse por alto fácilmente”, por lo que agregó que “se necesita más investigación para identificar todas las causas y raíces de esta tragedia y enjuiciar a los responsables de este error imperdonable”.

Rohani argumentó que el fin del ataque era defenderse de los Estados Unidos, luego de que este país asesinara mediante bombardeo al general del Ejército iraní, Qassem Soleimani. “Para defendernos de posibles ataques del Ejército estadounidense, las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán estaban en alerta total, lo que desafortunadamente llevó a esta terrible catástrofe”.

El Boeing 737 de Ucrania, en el que viajaban 127 personas, “se situó cerca de un centro militar de los Guardianes de la Revolución con una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo”, dijo el mandatario al afirmar que fue esto lo que conllevó al error. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí