Filipinas fue azotada por un sismo submarino

Filipinas fue azotada por un sismo submarino

Un fuerte sismo submarino sacudió, este sábado 29 de diciembre, el sur de Filipinas, sin que se informara de víctimas ni daños, aunque las autoridades recomendaron a los habitantes de la región evitar las playas como medida de precaución aun cuando se ha descartado un posible tsunami.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico ha cancelado su advertencia de una posible ola gigante que podría afectar zonas del sur de Filipinas e Indonesia.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas dijo que el sismo fue de magnitud 7,1 y ocurrió alrededor del mediodía a una profundidad de 49 kilómetros (30 millas), frente a la costa de la provincia de Davao Oriental.

El instituto consideró posible que ocurran réplicas pero sin la fuerza suficiente para causar daños.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés) señaló que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 6,9 y sucedió a una profundidad de 60 kilómetros.

Renato Solidum, a cargo del sismológico filipino, consideró improbable que suceda un tsunami debido a la profundidad del sismo y otros factores, aunque recomendó a los lugareños evitar las playas durante dos horas posteriores al temblor en la provincia de Davao Oriental y regiones cercanas.

El temblor se sintió en algunas zonas costeras, agregó.

La Agencia de Meteorología y Geofísica de Indonesia dijo que el movimiento telúrico carece del potencial para causar un tsunami que azote al país.