Balsonaro inicia su gobierno depurando a “comunistas y enchufados”

Balsonaro inicia su gobierno depurando a “comunistas y enchufados”

El pasado martes 1 de enero, Jair Balsonaro tomó posesión como presidente de Brasil, y este jueves se conoció que una de sus primeras acciones fue sacar de su administración tanto a funcionarios comunistas como “enchufados”.

El objetivo, según Balsonaro, es depurar de corrupción al Gobierno brasilero, por lo que además anunció que pretende vender al menos 700 de las miles de edificaciones que pertenecen al Estado, lo que contribuirá también a encaminar la reducción del gasto público.

Estas medidas fueron tomadas dursnte la primera reunión de Consejo de Gobierno, el cual es integrado por el propio Balsonaro y los 22 ministros de su gabinete.

En relación a los despidos, el ministro Onyx Lorenzoni, dijo que “no tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad”, refiriendose a los “ideales y compromisos” que adquirió Balsonaro durante la campaña.

Trascendió que la cifra de despedidos ronda los 300, cuyos contratos con el Ejecutivo -afirmaron- eran temporales.