Instituciones Educativas inundadas

Instituciones Educativas inundadas

Aún persisten los problemas en algunas instituciones educativas de la ciudad de Montería, sobre todo en algunos sectores marginados de nuestra capital, y esta situación preocupa a padres de familia, líderes y rectores, quizás por la falta de inversión del gobierno, que no está aportando los recursos suficientes para mejorar la parte estructural de estas escuelas.

En épocas de invierno es cuando más se agudiza los problemas en cuanto a las locaciones que se encuentran deterioradas, por la falta de mantenimiento, en sus techos, pisos, puertas y en la silletería, para esta época de invierno los profesores no pueden dictar clases por lo inundado en que se encuentran los salones de clases y estas aguas duran hasta 4 días para secarse.

Es el caso de la institución educativa Severo J García sede de la Institución Educativa Victoria manzur ubicada en el barrio Canta Claro, donde los estudiantes sufren desde hace varios años las inundaciones donde dictar clases jóvenes de preescolar y primaria, líderes comunales expresaron que no aguantan más esta situación y es el momento que las autoridades solucionen de una vez por todas esta situación.

Se han presentado en la comunidad estudiantil enfermedades respiratorias y en la piel y en muchos casos picaduras de bichos, afectando a más de 300 niños en las dos jornadas.

Todas estas quejas son presentadas ante la Secretaría de Educación Municipal pero como siempre le manifiestan que se van a tomar medidas, como el traslado de los estudiantes a otras sedes para que estos cumplan con sus clases y que se adelantan estudios para el mejoramiento de su institución.

Padres de familias se encuentran incrédulos porque ya estas excusas la vienen dando de tiempo atrás y nada que llega la solución, esperan que esta vez sea verdad lo manifestado por la secretaria de educación Sandra D´hoyos, quien manifestó que el estudio de suelo, la construcción de nuevas aulas, construcción de una cocina, va por buen camino.

Recordemos que hace meses la institución Educativa Robinson Pitalua sede los nogales vivía esta situación de inundaciones que afecta más de 200 niños entre los 7 y 15 años, los techos de los salones están que se caen, el agua putrefacta estancada en los salones de clase, sin ningún tipo de salida, cuentan los niños que esa agua en las aulas dura hasta 8 días para secarse.

Alrededor de los salones sólo se veía el agua estancada y llena de monte donde los niños cuando salen al recreo tienen que jugar salpicando estas aguas, y resbalando sobre el piso lleno de lodo, en ocasiones ya se han presentado accidentes entre la población infantil.