Incultos e irresponsables

Incultos e irresponsables

El Barrio San José de la Comuna ocho ubicado en el noreste de la ciudad de Montería es quizás uno de los barrios más antiguos de la ciudad, junto con sectores que colindan como el barrio la Floresta, El Edén, el sector del Mora, entre otros. No cabe duda que desde hace más de 10 años estos sectores se han beneficiado de muchos proyectos y la inversión se ha visto en pavimentación de casi todas las calles, alcantarillado, saneamiento básico, hay que recordar que la gestión de embellecimiento de estos barrios se debe a que de allí han salido varios concejales y diputados de la ciudad.

En razón de estas inversiones, la expansión de viviendas se incrementó, dándole paso a otros barrios, unidades cerradas de inmuebles y bloques de edificios, pero al parecer no existe una planificación urbanística que esté acorde con las necesidades y pensamiento de la sociedad.

No solamente le toca a las administraciones velar por el bienestar de la comunidades, la misma sociedad que habita los sectores debe estar atenta a cualquier eventualidad que se presente en su barrio. Esta es una constante presentada en casi todas las comunas de esta ciudad, empezando por la falta de cultura ciudadana de vecinos descarados, a quienes no les importa un bledo el perjuicio y el daño a sus congéneres.

En muchos sectores del barrio San José algunos habitantes están arrojando escombros, por causa de las adecuaciones que realizan en sus casas, en lugares no indicados como por ejemplo, a los canales que transportan el agua lluvia. También lo hacen en las orillas de las calles, sin faltar en lotes que están sin cerramiento; y peor aún, las basuras, animales muertos, desechos, increíblemente se ven por todos lados.

No es posible que en este sector exista una empresa de lácteos, la cual procesa productos derivados de la leche y se encuentra ubicada entre escombros y podredumbre, alrededor de su cerramiento, donde se originan malos olores producto de basuras y animales en descomposición como perros, gatos, vísceras de pescados y de aves de corral, que de una forma irresponsable vecinos arrojan al canal que cruza a solamente unos pocos metros, y esta empresa no tome planes de contingencia para evitar la contaminación ambiental que de una u otra forma debe afectar los productos que elabora.

Existe una institución educativa en este sector, Institución Educativa San José. Según el líder comunal Justo Jaramillo, en este claustro académico no se está aportando en cuestión ambiental absolutamente nada: “Yo he hecho solicitudes ante el señor rector y coordinadores para que mantengan limpio el colegio, y parece que a ellos no les interesa el aseo, en el mes de diciembre me tocó a mí recoger como 25 llantas, y 4 costalados de botellas plásticas, producto de que los alumnos las arrojan a la calle. Para mí no están ayudando a la parte ambiental, toda institución educativa debe tener un comité ambiental.”

Pese a que el municipio tiene el privilegio de recibir 4 veces mantenimiento a los canales en el año, incluyendo pedagogía para que los habitantes no tiren desechos a los vertederos de agua no se ha podido adoctrinar a gran parte de los habitantes para que tengan una cultura ciudadana para que se abstengan de hacer estas prácticas de mal hábito y no perjudiquen su entorno.

Otro lunar negro que tiene el barrio es un lote cercano a la Cárcel Las Mercedes que se mantiene en época de lluvia lleno de monte y agua, hace más de 3 años no lo limpian, el monte se encuentra muy alto y sirve para que los amigos de lo ajeno hagan de las suyas, en lo que va corrido de este año, según el líder Justo Jaramillo, se han aumentado los atracos, sobre todo en horas de la noche, la comunidad ha tratado de hablar con los directores del centro penitenciario para buscar soluciones, pero siempre existe una justificación para evadir la problemática dejándolos viendo un chispero.

La policía sí hace presencia con las rondas, pero solamente hay 4 agentes de policía asignados para esta labor, y se convierten en insuficientes para la extensión que tiene este sector, la inseguridad que más se presenta son los atracos en moto, los mal llamados chirretes atracan para comprar vicio y fumar sin problema en cada esquina del barrio y parques, o lotes baldíos. Por esta razón los habitantes del sector le piden al Comandante de la Policía Metropolitana Coronel Carlos Rojas Pabón que incremente el pie de fuerza en esta comunidad.

Accidentes se dan a diario por los piques que hacen jóvenes en motos de alto cilindraje, quienes se introducen al barrio haciendo malabares en sus motocicletas, los mototaxistas no respetan las señales de tránsito produciendo incidentes con transeúntes y vehículos que circulan por las calles de estos barrios.

No es posible que existiendo recipientes para que los vecinos coloquen los desechos o bolsas de basura, lo hagan en los corredores de sus casas o en las esquinas por donde pasa el carro recolector de estas, también no tienen en cuenta los horarios de recolección y estas basuras duran hasta 2 días regadas en los corredores por acción de los indigentes o perros callejeros que las derraman, ya se han presentado discusiones y hasta peleas porque vecinos le reclaman a estos irresponsables, los reciben con insultos y malas palabras.

Otra necesidad que tiene la comunidad del sector es que en muchos barrios aledaños a esta comuna el alumbrado público es deficiente y las pocas lámparas que prestan el servicio están quemadas hace más de un año y la empresa que le corresponde el mantenimiento no las cambian, pese a que el cobro llega en la factura de energía

Por la importancia y la belleza de estos sectores, se convirtieron en un corredor obligado de automotores, motos, transeúntes, que a diario recorren los sitios de importancia como la terminal de transporte, el mercado de oriente, y urbanizaciones de gran nivel y los diferentes barrios que están ubicados alrededor del nuevo anillo vial que llega hasta el barrio Mocarí, esto significa que tanto la administración local y vecinos, ediles, junta de acción comunal deben velar por el mantenimiento y embellecimiento de cada barrio perteneciente a la comuna.