Hoy se adelanta ante la Corte Constitucional debate sobre libertad de expresión en redes sociales

Hoy se adelanta ante la Corte Constitucional debate sobre libertad de expresión en redes sociales

En el tribunal de la Corte Constitucional se adelanta debate sobre los límites de la libertad de expresión en las redes sociales, ante el incremento de disputas entre personas particulares con comentarios en las plataformas como Facebook.

El caso llegó por una serie de tutelas que ostentan personas que se han sentido difamadas por publicaciones que le han hecho en redes sociales. Anégala Patricia Ariza Nadjar, mujer que calificó de estafadora a otra persona en Facebook expuso su caso, relacionada con la entrega de la suma de $4.000.000, “yo lo vi maldad, nunca pensé que se iba a quedar con el dinero” la mujer también aseguró que había recibido una denuncia ante la Fiscalía.

En la audiencia se buscan responder varias preguntas ¿Cómo se ejerce el control sobre una plataforma digital? ¿Cuál sería una alternativa pedagógica para corregir las agresiones en las redes?, en el cual la Corte ya ha dejado varios punto claros, entre estos, cuando se trata de servidores públicos, los derechos a la intimidad y buen nombre tiene menor protección frente a particulares que no decidieron tener una vida pública.

También dejó claro que los comentarios sobre información o hechos deben estar confirmados y que cuando se hagan comentarios de presuntos hechos ilegales no se debe violar la presunción de inocencia.

El director de la Fundación Libertad de Prensa, Pedro Vaca, manifestó que no hay que llegar al punto de satanizar el internet, en donde pasan cosas malas y la gente se daña entre sí. “No se puede aspirar ni sugerir ni insinuar que vamos a dejar en manos de una plataforma (el) limitar la libertad de expresión. Estoy completamente en desacuerdo que sea Facebook, Instagram o Google el que haga las veces de juez y de árbitro”.

Sin embargo estas declaraciones deja una pregunta abierta ¿para qué le vamos a dar funciones de juez a una plataforma que ni está acá y que es susceptible al mundo corporativo, que tiene unos valores distintos a los democráticos?”, puesto que ninguna de estas empresas responden ante el estado colombiano.

Por otro lado el hombre también resaltó que la reputación y el buen nombre de un particular es más fuerte que la de un político, porque la persona particular no representa intereses públicos, es decir no se ha puesto a la investigación pública.

Lea también: Corte Constitucional evaluará cuáles son los límites de la libertad de expresión en redes sociales