Hong Kong se calienta con nuevas manifestación contra el Gobierno

Hong Kong se calienta con nuevas manifestación contra el Gobierno

La lluvia que cayó de este domingo, 18 de agosto, sobre las calles de Hong Kong no fue un impedimento para que cerca de 1,7 millones de habitantes salieran nuevamente a protestar contra el Gobierno chino, que ha reportado cerca de 700 detenciones por estos hechos que se han tornado violentos.

Desde hace dos meses los hongkoneses ven con preocupación la aprobación -por parte del Estado- de una ley de extradición que afecta a los opositores chinos.

El Frente Civil de Derechos Humanos (FCDH), responsable de convocar las concentraciones que se mantienen desde junio, ha denunciado que desde Pekin han recibido amenazas de una invasión y, además, han catalogado a los manifestantes como «terroristas».

Pese a estas advertencias, los manifestantes salieron este domingo desde el Parque Victoria con destino a marchar por todas las calles. En un principio la movilización pretendió salir de la ruta establecida y violar los parámetros, pero todo volvió a la tranquilidad luego de caldearse los ánimos.

Aunado al motivo que llevó a emprender estas convocatorias de calles, esta vez los protestantes le sumaron el rechazo a las actuaciones que han realizado las fuerzas policiales contra los estudiantes.

Los que se atreven a seguir reclamando en las calles de esta región administrativa especial de China sostienen que no cesarán su lucha hasta que las autoridades de Pekin, encabezadas por Carrie Lam, lleguen a un acuerdo en beneficio de las partes involucradas, donde los manifestantes también han exigido elecciones libres y transparentes.

Desde que se mantienen los ánimos fuertes que han llegado a la máxima violencia, las ciudades se encuentran fuertemente vigiladas para prevenir que los protestantes tomen el aeropuerto de la localidad como lo hicieron la semana pasada que tuvo como consecuencia el retraso de importantes vuelos.