Henao se exhibe y es tercero en la general

Henao se exhibe y es tercero en la general

Hoy el ciclismo nacional buscará ser protagonista de primer orden en las etapas reinas de París – Niza y Tirreno – Adriático, con Sergio Luis Henao y Nairo Quintana, respectivamente.

El británico Simon Yates (Orica) ganó ayer en solitario la sexta etapa de la París – Niza, ante el colombiano Sergio Luis Henao (Sky), en una jornada en la que el francés Julian Alaphilippe (Quick Step) conservó el liderato.

En el sexto día, Alaphilippe perdió una docena de segundos con Henao (más la bonificación de 6 segundos), otro candidato a la victoria final, que ascendió al tercer cajón del podio provisional. Cuarto en la etapa, el francés no pudo seguir en la recta final al reciente campeón de Colombia, en lo alto del ‘muro’ en el que estaba la meta.

De esta forma, en la general provisional, Alaphilippe tiene 36’’ de ventaja con su compatriota Tony Gallopin y 46’’ con Henao.

Parecía que el alto de Fayence, donde estaba situada la meta, le sería más favorable, tanto por su pendiente (9,8 %) como por su longitud (1.300 metros), lo que le asemejaba al muro de Huy de la Flecha Valona, donde Alaphilippe ha terminado dos veces segundo (2015 y 2016). Pero la realidad fue diferente.

Primero supo reaccionar a un primer intento del australiano Richie Porte, pero no pudo con Henao, que respondió a un segundo ataque de Porte.

“Estuvo muy fuerte, será un gran rival para mañana”, dijo Alaphilippe sobre el ciclista del Sky.

Hoy la carrera alcanzará el punto más alto. La séptima y penúltima etapa llevará a los ciclistas de Niza al Alto de la Couillole (Alpes-Maritimes), a 1.678 metros de altitud, donde se llegará tras una ascensión de 15,7 kms.

Por su parte, el eslovaco Peter Sagan (Bora) ganó ayer la tercera etapa de la Tirreno – Adriático, en Montalto di Castro, jornada en la que el australiano Rohan Dennis (BMC) se vistió de líder.

Mientras que en la general individual, Nairo Quintana se mantiene séptimo, a 21’’ de Dennis, y es el gran favorito para imponerse hoy, en la cuarta etapa de la ‘Carrera de los dos Mares’, que se correrá entre Montaldo di Castro y la cima del Terminillo, cuyo ascenso de 16 km, al 7,3 por ciento, perfilará la clasificación general.

Quintana ya sabe lo que es ganar en la cima del Terminillo, donde conquistó la victoria en 2015, bajo una intensa nevada.