Habitantes de El Níspero padeciendo por el estado de las calles

Habitantes de El Níspero padeciendo por el estado de las calles

Habitantes del barrio El Níspero, ubicado en la margen izquierda de la ciudad de Montería, denunciaron el pésimo estado en el que se encuentran las calles, convirtiéndose este en el principal problema para la comunidad debido a que se les dificulta desplazarse de un lugar a otro en el mismo sector.

Manifiestan que en la temporada invernal el problema se agudiza, puesto que las calles se inundan, impidiendo el paso y generando “charcos” que son propicios para la proliferación de mosquitos y demás vectores, y varios habitantes tienen que tomar la pala para intentar “rellenar” los inmensos huecos y apaciguar el terreno.

Pero según manifiestan algunos habitantes de nada vale su trabajo de tratar de llenar los huecos por el mal estado de las calles, porque los carros pesados que llegan a surtir las tiendas, como los de la Coca Cola, Postobón, entre otros productos, dañan el estado de las vías.

“El estado de las calles en el barrio ha sido un problema por el que hemos tenido que padecer durante muchos años, pues pareciera que estos barrios de la margen izquierda no estuvieran dentro del plan de mejoramiento que tiene la alcaldía, por eso le hacemos un llamado al alcalde de la ciudad para que se acerque hasta el sector, principalmente cuando llueve para que se de cuenta la odisea que tenemos que padecer porque esto se vuelve un completo lodazal”, manifestó un habitante del barrio.

Lo intransitable de estas calles afecta la movilidad tanto así que el transporte público conformado por alimentadoras se ha visto interrumpido, los taxis ya no quieren entrar y si lo hacen cobran tarifas exageradas, “ya no tenemos por donde caminar, no hay andén por donde podamos transitar y no ensuciarnos los pies de barro, porque es lo único que abunda en las calles del Níspero” manifestó un habitante del sector.

Las calles no es el único problema por el que padecen los pobladores de esta zona, El Diario La Piragua conoció además que desde hace más de 2 años y medio, desde la misma construcción del canal recolector de aguas servidas del barrio el Níspero, la comunidad está viviendo un verdadero viacrucis, primero, porque el canal fue mal planeado en el momento de su construcción por parte de la Corporación Regional de los Valles del Sinú y San Jorge C.V.S, pues en los planos consta, que este vertedero estaría a unos 3 metros de las casas, pero, los ingenieros de la obra finalmente tomaron la determinación de construirlo a menos de 30 centímetros de las paredes de los patios de las casas aledañas, trayendo consigo innumerables problemas, que afectan gravemente a los habitantes de este sector.

Casi tres años esperando el mantenimiento del canal ni la C.V.S, y mucho menos las administraciones han podido mitigar un poco esta problemática. Cuentan los habitantes que en épocas de invierno sufren el rigor de las inundaciones, que traen consigo enfermedades, como infecciones en la piel a la población infantil y enfermedades producidas por vectores, entre otras.

Inicialmente el canal estaba programado con una longitud de ochocientos metros hasta llegar al canal principal, donde debía verter sus aguas pero, quedó a medias, solamente construyeron aproximadamente 500 metros y por ende el agua queda represada y encuentra su salida por los costados afectando las residencias que están a su alrededor.

Otro de las problemas de este vertedero de aguas, es el taponamiento por los desechos, inservibles, basuras, colchones, animales muertos, que son arrojados por personas inescrupulosas que no tiene el sentido de la buena convivencia y de pertenencia con la comunidad de el Níspero.

La situación más grave la viven las familias que están pegadas al canal, ya que muchos niños se han caído al canal, como es el caso de una niña de tan solo 2 años de edad, que abrió la puerta del patio en un descuido de la mamá, y cayó en el canal que estaba lleno de agua y casi se ahoga, según lo narró su abuelo Rafael Antonio Morales.

En este sector de Montería le exigen al gobierno municipal hacerse presente puesto que según dice la comunidad, habían recibido la promesa de que las calles serían pavimentadas y hasta la fecha eso solamente ha quedado en promesas.