¿Está la administración municipal coaccionando a funcionarios para direccionar el voto?

¿Está la administración municipal coaccionando a funcionarios para direccionar el voto?

Un caso de presunta coacción para persuadir u obligar la elección de un determinado candidato en las venideras elecciones del 27 de octubre, ha sido denunciado en Montería, convirtiéndose en todo un escándalo que derivó en graves señalamientos por parte de un funcionario que -por tal motivo- renunció al cargo que ostentaba en la ESE VIDA SINÚ. 

Se trata del contador público y magíster en educación, Enhot Alfonso Pertuz Echavarria, quien fungía como técnico en mantenimiento de computadoras en la citada Empresa Social del Estado, hasta el pasado 12 de agosto, cuando entregó su carta de renuncia dirigida al alcalde, Marcos Daniel Pineda, explicando que se apartaba de su cargo por ser víctima de una vulneración a su derecho constitucional a elegir libremente. 

A partir de una llamada 

Además de la carta, Pertuz difundió un video en sus redes sociales, a través del cual puso de prueba una llamada telefónica del ciudadano Jhon Garizábalo Arrieta, presunto coaccionante y  líder cívico de Montería, quien le pide que renuncie a su cargo y lo señala por haberle dañado “una vaina”, por querer apoyar al candidato liberal al Concejo, Devier Acosta. 

En el audio se escucha cuando Garizábalo le dice a Pertuz: “Uno contigo no se ayuda por ningún lado, tú de mí has recibido todos los beneficios del mundo y yo de tí no he recibido ninguno, ni políticamente, porque vas votar por Devier Acosta y tú no sabes el enredo que tengo yo con ese man (Marcos Daniel Pineda), por esa vaina”, y más adelante le propone: Vamos a hacer una vaina, renuncia al puesto y yo meto uno mío ahí”. 

A esto, Enhot le dice: “Dile a Marcos que me eche y ya no hay ningún problema”, pero no culmina la llamada sin que John le refute: “Tengo cule’ chicharrón con ese man por esa vaina, es más, perdí una vaina mía por esa vaina tuya. 

Este medio entrevistó a John Garizábalo y este aceptó que le dijo lo antes expuesto a Pertuz, pero aseguró que se trató de una conversación entre amigos y que por ningún motivo pretendía asediarlo para que votase por él o los candidatos de su preferencia. Sobre su renuncia dijo que no entiende por qué la presentó ante la Alcaldía y no ante la bolsa de empleo para la que laboraba. 

Garizábalo enfatiza en que el objetivo de Pertuz es “dañar su imagen”, mientras este insiste en que fue coaccionado y afirma que la llamada que divulgó “no es la primera” en la que se habla al respecto. Hasta el momento no ha habido ningún pronunciamiento de parte de la Administración municipal.