En lo que va de año 7.141 menores han sido abusados en Colombia

La violencia en contra de los menores de edad en Colombia, es un flagelo que aunque socialmente se condena y se condena, no da tregua. Según el Instituto de Medicina Legal en los primeros cuatros meses de este año, han sido 7.141 los casos de abusos a menores registrados en el país, siendo Bogotá la ciudad con la cifra más alarmante, presentando 1.103 de esos casos.

Las estadísticas dan cuenta de que cada día cierra con al menos 59 víctimas de abuso infantil, cuyo 70% se presenta en niños y niñas de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años, y lo más preocupante es que de acuerdo a lo determinado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), en la mayoría de los hechos los agresores resultan ser personas muy cercanas a las abusados (violenta, física, psicológica o sexualmente), incluso sus padres.

Gloria Carvalho, secretaria ejecutiva de la Alianza por la Niñez, sugiere que para atender y atacar este problema, es propicia “la generación de una unidad especial de Justicia para niñez, compuesta por fiscales, investigadores, policía judicial, jueces y defensores públicos suficientes, que permita una pronta judicialización y condena de sus agresores”, esto en base a que considera que este debe ser un tema prioritario para el Estado.

Ángela Rosales, directora de Aldeas Infantiles SOS, indicó que una de las razones por la que los abusos a menores no disminuyen en Colombia, es la falta de denuncias y otro factores como la puesta de ciertos límites al momento de tratar con un menor, bien sea hembra o varón.

“Eso pasa porque hay situaciones normalizadas, como pegarle una palmada o cosas peores. Todavía hay una concepción de crianza en la que se tiene que usar la fuerza. En segundo lugar, se explica porque la gente tiene miedo de lo que pasa cuando se denuncia, y en tercero, porque tampoco saben para qué sirve denunciar. Por eso el subregistro es tan alto”, aseguró la vocera en entrevista con el diario El Tiempo.

En el Plan Nacional de Desarrollo para este cuatrienio, el Gobierno se fijó una meta para la reducción de casos de violencia, detallando que el objetivo es que se reduzca la tasa de violencia contra niños, niñas y adolescentes a 260,2 por cada 100.0000 menores, teniendo en cuenta que en el 2017 esa tasa fue de 303,8.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*