En La Candelaria tomamos agua turbia: Arnulfo Mendoza

En La Candelaria tomamos agua turbia: Arnulfo Mendoza

En el barrio La Candelaria, sector Paz del Río, más de 1.500 familias están siendo afectadas por la empresa Proactiva, encargada de manejar el contrato de concesión para la financiación, ampliación, rehabilitación, mantenimiento y operación de la infraestructura de los servicios públicos de acueducto en la ciudad de Montería. El problema data de hace 27 años cuando los habitantes del sector solicitaron a la Administración Municipal la instalación de la tubería del acueducto, pero al no recibir una respuesta positiva decidieron hacerlo ellos con sus propios recursos y sin ninguna asesoría técnica ni de ingenieros, en un gesto de extrema desesperación ante la falta absoluta del preciado líquido.

La queja de los habitantes es que Proactiva está cobrando el servicio, cuando ellos no intervinieron en el proceso de instalación, además, después de tantos años no ha cambiado la infraestructura aún sabiendo que fue instalada con el esfuerzo y los recursos de la comunidad.

El presidente de la Junta de Acción Comunal, Arnulfo Mendoza, manifestó que “no entiende cómo esta empresa le puede cobrar un servicio que no está prestando, y si le quieren cobrar que lo hagan con justa razón, tan siquiera haciéndole mantenimiento a los tubos, puesto que el agua que llega es turbia y en algunas ocasiones casi no sirve para el consumo humano, este problema es de conocimiento de Proactiva porque hasta sus instalaciones les hemos hecho llegar derechos de petición, pero hasta el momento no hemos tenido una respuesta ni positiva ni negativa”.

Ante esta situación los pobladores, han decidido irse por la parte jurídica puesto que sienten que no es justo el cobro que les está pasando Proactiva y dicen no estar en la capacidad de pagar el monto que ha establecido la empresa; según el líder “yo como representante legal tengo la ideología para abogar por mi comunidad, y ante los ojos de cualquier persona no es justo lo que la empresa quiere hacer con nosotros, estamos a la espera de la respuesta del derecho de petición que se interpuso ”.

Por otro lado, con la empresa Electricaribe también tienen una situación similar y es que desde hace 20 años instalaron unos postes de madera para el servicio de energía y hasta la fecha ya la madera está deteriorada y podrida, por lo que los habitantes temen que ocurra una tragedia por la situación de los postes que son varios, “estamos cansados de hacerle saber a la electrificadora, que no queremos que pase una lamentable tragedia puesto que algunos postes están cerca de casas y por allí transitan diariamente niños y adultos”.

Las calles del barrio en época de invierno están intransitables. En materia de seguridad los habitantes están satisfechos con la labor de los cuadrantes, puesto que a cada momento están haciendo las respectivas rondas.