En el departamento del Meta niñas indígenas habrían sido obligadas a consumir bóxer

En el departamento del Meta niñas indígenas habrían sido obligadas a consumir bóxer

En materia de investigación se encuentran las denuncias por abusos y obligación a consumir sustancias como el bóxer a niñas de la comunidad indígena Jiw, así lo sostuvo Luis Roberto González, alcalde de Puerto Concordia (Meta) afirmando que están en poder de las autoridades competentes como la Comisaria de Familia y la Policía de este mismo municipio.

Las denuncias fueron interpuestas ante Carlos Alfonso Negret Mosquera, Defensor del Pueblo, en el que recibió de manera directa las acusaciones en las que las niñas eran obligadas a ingerir esta sustancia para luego ser abusadas presuntamente por parte de hombres de la zona.

Por su parte, el alcalde de Puerto Concordia manifestó que “miembros de la comunidad de un caserío denominado Tienda Nueva llamó para avisar a las autoridades que dos menores indígenas de 12 y 14 años, estaban en una casa con un hombre, donde se hallaron frascos de bóxer y a donde llegó la comisaría del municipio y la Policía a detener al presunto abusador”, debido a esto, el hombre fue dejado a disposición de la Fiscalía del Guaviare donde le realizaron la respectiva judicialización, pero para consternación de los habitantes días después fue dejado en libertad.

Por esta razón, el mandatario del municipio, denunció que la mayoría de los hechos en los que se ven involucrados a menores de las comunidades indígenas, se da en muchas ocasiones porque los mismos mandos no proceden para acabar con estos delitos, por lo que ellos tienen sus propias leyes y reglas. Por otro lado, también reveló que esta comunidad Jiw tiene su espacio en el municipio de Mapiripán, pero debido a las amenazas contra sus líderes e integrantes, les tocó desplazarse hasta Puerto Concordia, donde no se encuentran en condiciones aptas ya que aún no se logra obtener el apoyo de la Nación para proteger y ejercer sus derechos.