El pueblo de EE.UU. donde blancos y negros todavía estudian en escuelas separadas

El pueblo de EE.UU. donde blancos y negros todavía estudian en escuelas separadas

Escuelas en las que estudian solo blancos y otras en las que estudian solo negros suena a historia del siglo pasado, pero eso es lo que vive en una pequeña población del sur de Estados Unidos.

Cleveland, en el estado de Misisipi, tiene unos 12.000 habitantes y desde hace décadas su sistema escolar funciona con un par de escuelas con alumnos blancos y otras dos con negros.

 

No es que haya una ley que prohíba a los estudiantes de cualquier raza asistir a la escuela que ellos deseen —como ocurría en tiempos de la segregación de los siglos pasados— pero lo cierto es que de facto, blancos y negros van a escuelas diferentes.

 

"El distrito escolar de Cleveland cree firmemente que la decisión de la juez 
y los comentarios de otros han retratado erróneamente a nuestro distrito 
como uno segregado"

Jamie Jacks

Pero eso puede estar a punto de cambiar, pues el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó el 16 de mayo que el Distrito Escolar de Cleveland deberá fusionar las comunidades estudiantiles.

 

El fallo ya genera polémica, pues la junta educativa se opone a la resolución judicial, aunque entre la población local hay división de opiniones entre quienes aprueban que cambien las cosas y quienes piden que sigan igual.

 

La junta directiva en el Distrito Escolar de Cleveland “está considerando seriamente una apelación”, dijo Jamie Jacks, abogada de la junta.

 

“El distrito escolar de Cleveland cree firmemente que la decisión de la juez y los comentarios de otros han retratado erróneamente a nuestro distrito como uno segregado, lo que es engañoso e incorrecto”.

 

¿Qué pasó en este pueblo?

 

Cleveland es un pueblo donde sólo el 20% de la población llegó a la universidad, mientras la media nacional es del 40%.

 

Según el Buró de Censos de EE.UU., el ingreso medio de cada hogar es de US$34.000 (por US$51.000 de la media del país).

 

escuelasgoogle

 

Y la población está dividida casi por la mitad, un 50,2% de negros y un 47,5% de blancos.

 

Durante décadas, una vía ferroviaria atravesó por la mitad el pueblo y generó un efecto en la comunidad: del lado este vivían las familias negras, mientras que del lado oeste las blancas.

 

Y con el paso de los años también se dividió el distrito escolar de esa forma. Las escuelas recibieron a alumnos de un lado del pueblo, y a los negros en otro.

 

 

Luego de la segregación racial de los siglos XIX y XX en Estados Unidos, en la década de 1950 se dio el parteaguas en las escuelas en el Caso Brown vs. La Junta Escolar.

 

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó que la separación de escuelas públicas eran “inherentemente desigual” en 1954, lo que eliminó la separación de alumnos por su raza.

 

Lo que ordena la Corte

 

Pese a que esa resolución se dio hace seis décadas, en Cleveland las cosas han seguido igual, aunque no por una cuestión de discriminación legal.

 

Para terminar con esto, el 13 de mayo la Corte de Distrito para el Norte de Misisipi ordenó al Distrito Escolar de Cleveland aplicar un plan para integrar a ambas comunidades estudiantiles.

 

La secundaria D.M. Smith Middle School —a la que asiste la comunidad negra—debe fusionarse con la Margaret Green Junior High School —integrada por blancos—, de acuerdo con la Corte.

 

Lo mismo debe ocurrir con la preparatoria East Side High School (de mayoría negra) con la Cleveland High School (a la que asiste la mayoría de los blancos, pero no son dominantes).

 

Y eso a más tardar para el ciclo 2017-2018.

 

“El retraso en la eliminación de la segregación ha privado a generaciones de estudiantes del derecho garantizado por la Constitución de una educación integrada”, dijo en su fallo la juez del caso, Debra M. Brown.

 

Además, las autoridades educativas quedan obligadas a revisar sus programas de estudio y ofrecer nuevos para su nueva comunidad fusionada.

 

“Esta decisión sirve como recordatorio de que el retraso de los distritos (escolares) en sus obligaciones contra la segregación es inaceptable e inconstitucional”, afirmó Vanita Gupta, jefa de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

 

 

Vía BBC