Editorial

ORLANDO BENÍTEZ MORA

La inscripción del economista de la Universidad Bolivariana y especialista de la misma universidad, de la Javeriana y de la Externado de Colombia, como candidato a la Gobernación de Córdoba, le ha dado un vuelco total a la campaña proselitista, pues su amplia carrera política de doce años en la Asamblea Departamental, en donde se desempeñó como Presidente, su experiencia en la elaboración del presupuesto y su erguida posición como defensor acérrimo de la regionalización, le han valido para que la mayoría de los cordobeses lo reconozcan como una de las personas más preparadas para conducir los destinos de nuestro departamento durante los próximos cuatro años.

Y es que Orlando Benítez Mora representa además la renovación política de CÓRDOBA Y DEL PARTIDO LIBERAL, y es una figura emblemática de las víctimas de la violencia en esta martirizada región, pues es hijo del también diputado Orlando Benítez Palencia, un gran líder asesinado por los PARAMILITARES en medio del proceso de paz con las AUC, junto a su hermana y a su conductor, en un acto de barbarie incomprensible e intolerante que estuvo a punto de sepultar un proceso incongruente, plagado de situaciones que a la larga y para la historia lleno de vacíos, donde hoy su propio vocero e interlocutor de paz del gobierno se encuentra prófugo de la justicia.

ORLANDO BENÍTEZ MORA, asumió las banderas de su padre y ha sido un luchador que ha buscado que no sean desconocidos los derechos de quienes han sido víctimas de la violencia, desplazados y de las demás formas discriminatorias, buscando visibilizar a las víctimas que como él ha dejado este conflicto fratricida.

Esta experiencia de vida de ORLANDO BENÍTEZ, a pesar de su juventud, nos permite afirmar que no tiene talante de títere ni de monigote, por el contrario, es un hombre de carácter que tendrá la suficiente entereza para sortear el sinnúmero de dificultades políticas que seguramente se le presentarán ejerciendo el primer cargo público en un DEPARTAMENTO que históricamente es difícil de gobernar por tantos intereses, que a lo largo de la historia nos han hecho ver muy mal en el escenario nacional e internacional.

Esperamos que el joven líder asuma este reto de la candidatura con altura, engrandeciendo el debate, fortaleciéndolo con ideas y con un programa de gobierno coherente e incluyente, para una sociedad ávida de pasar REALMENTE LA PÁGINA.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*