EDITORIAL

EDITORIAL

El CONGRESO COLOMBIANO, ha vuelto ha ser el centro de atención por su negativo proceder en contra vía de los intereses generales , en contra de todo pronóstico se hundió el proyecto que pretendía carcel para los corruptos , sin privilegios, como el de obtener una domiciliaria después de robarse miles de millones de pesos del erario público , el pueblo colombiano se canso , se cansó de tanta injusticia ,casos como el de EMILIO TAPIA ,LOS NULE, LOS MORENO, ODEBRECHT, INTER BOLSA , REFRICAR, así podríamos mencionar muchos casos más de esta historia putrefacta que ha acabado la salud de números hospitales al borde del cierre y la intervención de los mismos, ver caso SALUCOOP como muestra fehaciente de lo que son capaces de hacer a quienes les importa un bledo la salud de millones. Carreteras destruidas, puentes que se caen, obras siniestradas una y otra vez como el caso PUENTE MUNICIPIO VALENCIA, tres veces robado y ni un solo detenido a lo largo de tres años.

Sólo son nombres y casos, ya nada nos deja estupefactos, ya nada es extraño y nuestra capacidad para sensibilizarnos y horrorizarnos ante los alcances de quienes se quieren enriquecer con nuestras instituciones, sin importar si es el Congreso, Ministerio de Defensa, viviendas gratis o la comida de nuestros niños, el bienestar familiar o el genocidio de niños guajiros borrados del mapa por hambre y condenados a la desaparición.

Este CONGRESO se ha vuelto cómplice nuevamente de la corrupción, vergonzosa fue la fiesta donde asistieron congresistas y hasta un ex presidente a celebrar no sabemos si el final de una trágica legislatura o a festejar el triunfo de la CORRUPCIÓN.