UNA CITA HISTÓRICA

UNA CITA HISTÓRICA

Este año 2019 serán las nuevas elecciones para elegir el PRÓXIMO GOBERNADOR DE CÓRDOBA, en medio de una crisis jurídica como resultado del proceso que le sigue la Procuraduría al DR. EDWIN BESAILE y que lo tiene hoy fuera de su despacho.

El DEPARTAMENTO debe hacer una buena elección buscando una estabilidad que nos permita establecer una línea de desarrollo constante y con alguien que no tenga ese protagonismo excesivo, que se dedique a gestionar y no a ser el epicentro de escándalos y sonados casos judiciales, como ha acontecido durante los últimos períodos en nuestra región.

Se espera responsabilidad de nuestra desmemoriada clase política que se olvida inclusive de sus propios procesos o los cercanos, que los han tenido o tienen al borde de la cárcel, y esa amnesia los lleva a hacer propuestas estrambóticas como poner a renunciar a un REPRESENTANTE A LA CÁMARA como ERASMO ZULETA, con un mandato fresco, para llevarlo a un camino lleno de incertidumbres, como ocurrió con su primo, ahora inhabilitado en primera instancia RAYMUNDO MÉNDEZ, a quien se le ocurrió aspirar a la GOBERNACIÓN, no porque no pueda ejercer su derecho a elegir y ser elegido, sino porque olvidan el duro camino que JURÍDICAMENTE transitan sus familiares en el sonado caso de regalías que involucra a la UNIVERSIDAD DEL SINÚ, el negocio insignia de su familia.

Pero al margen de esta falta de visión y tacto político, lo que debe preocuparnos no es la vanidad de algunos con miopía selectiva, sino la miopía de nosotros los que tenemos la obligación de elegir bien.

Y es que algo no está operando correctamente en nuestra sociedad, y es esa inversión de valores que se evidencia cuando queremos y exigimos tener buenos gobernantes, pero el domingo de octubre elegimos mal y luego salimos a quemar llantas, a hacer paros y a manifestarnos en redes, cuando el día fundamental muchos malos ciudadanos venden su voto y lo que es peor no es una ÍNFIMA MINORÍA.

Sólo nos resta trabajar duro para lograr que haya un compromiso colectivo como sociedad y que se busque la manera de establecer que no sea exclusivo de BOGOTÁ la segunda vuelta en las elecciones regionales, sino que se extienda a las GOBERNACIONES Y ALCALDÍAS CAPITALES.

Si este Congreso no se da la pela de sacarnos de las GARRAS de la politiquería y contribuye a buscar la depuración de nuestra rala DEMOCRACIA, pues estamos mandando un mensaje débil y absurdo a nuestros y hijos y a las futuras generaciones, en un país que se ha acostumbrado a ver el sacrificio de sus mejores hombres URIBE URIBE, GAITÁN, GÓMEZ HURTADO, GALÁN, PIZARRO y muchos más que se quedaron en el camino asesinados por el oscuro poder retardatario que busca mantener sus privilegios cueste lo que cueste.

Pero no todo puede darse por perdido, ahora hay otros mecanismos de participación ciudadana, como las desbocadas redes que cada día adquieren más protagonismo en medio de los temores de su desbordada incidencia y que como en el caso de USA, con la elección de TRUMP, cambiaron la historia de las elecciones.

Las elecciones ya no serán las mismas y tendremos que adaptarnos y moldearnos a los nuevos tiempos, sin embargo tenemos un sistema electoral cavernario, adaptado muy convenientemente a los GAMONALES de siempre y renuentes a que se les salga de las manos el último bastión antidemocrático, la REGISTRADURÍA NACIONAL.

La consigna entonces es: o cambiamos o hechos más fuertes nos van a obligar a tomar esa ya tardía OBLIGACIÓN.