LA INSTRUMENTALIZACIÓN DE LA JUSTICIA

LA INSTRUMENTALIZACIÓN DE LA JUSTICIA

De un tiempo a esta parte, se viene acentuando el proceso de instrumentalización de la Justicia con fines políticos; con grave menoscabo del principio universal de la imparcialidad; elemento esencial de lo que se ha denominado majestad de la Justicia.

La “guerra política” que se ha agudizado en distintas latitudes del mundo, y más particularmente en Latinoamérica, tiempos después del fin de las dictaduras más crueles que asolaron el sub-continente, y de que, se aperturara el espectro político en la región, permitiendo a agrupaciones políticas de izquierda que participaran en igualdad de condiciones en los procesos político-electorales, a fin de proscribir la violencia política que había campeado por décadas y que había llevado a muchos grupos de izquierda opositores a gestar organizaciones armadas al margen de la ley para tomarse el poder; ahora adquiere nuevas facetas como la guerra jurídica; que utiliza el aparato jurídico-legal para inhabilitar a los opositores del establecimiento.

Esta peligrosa modalidad de utilizar en forma selectiva a la justicia para impedir a los opositores su participación política, puede traer de nuevo indeseables consecuencias para la democracia participativa y de contera desacreditar a las instituciones de justicia.

El Papa Francisco en recientes declaraciones a los medios de comunicación ha denunciado esta peligrosa tendencia que se está generalizando en Latinoamérica: Brasil, Argentina, Ecuador y ahora también en Colombia, donde la elección política de los magistrados de las altas cortes y del Fiscal General, ha llevado a una especie de regresionismo de la justicia: Fiscales impedidos para conocer los más delicados procesos; magistrados afines a grupos políticos que por supuesto no se pronuncian en derecho están llevando a nuestra justicia a una situación de descrédito muy peligroso para el Estado de Derecho. Ejemplo muy grave de ello es el reciente crimen del “controller” Jorge Enrique Pizano que apareció muerto en el baño de su residencia y que, el Instituto Nacional de Medicina Legal, por boca de su director el Dr. Valdés salió a decir que en los restos del interfecto no aparecían rastros de cianuro; para luego tener que declarar que esa opinión no era absoluta por cuanto el material utilizado no era apto para hacer un pronunciamiento científico inobjetable; sino que, el Instituto se vio precisado a realizar las pruebas al no tener otros elementos disponibles, ya que el cadáver se había cremado.

¿Cuáles fueron las razones para que un funcionario hasta ahora considerado serio y probo haya cometido este error garrafal? Según muchas opiniones el Instituto ha sido presionado. El Sindicato del Instituto ha denunciado las presiones y una reciente investigación de la revista Semana ha demostrado que las pruebas realizadas a las vísceras y demás tejidos del Controller Jorge Enrique Pizano, no eran aptas para determinar en forma inobjetable la presencia de cianuro. Valdés en entrevista concedida a la Revista así lo reconoció.

Muchos son los ejemplos de utilización indebida de la justicia para neutralizar y castigar a los opositores y rivales políticos en nuestro desolado país. ¿Será que solamente mediante una Asamblea Constituyente se podrá llevar a cabo una reforma integral de la Justicia?