EL PARO COCALERO

EL PARO COCALERO

El Paro Cocalero es la CRÓNICA de un paro anunciado, lo sabía todo el mundo en la zona del ALTO SAN JORGE Y EL ALTO SINÚ y no se tomaron las precauciones necesarias.

Primero fue la toma de TIERRALTA el 27 de febrero en la APARTADA DE LOS MORALES, dándole tiempo para que llegaran los campesinos desde el ALTO SAN JORGE para que el 1 de MARZO se tomaran la troncal a la ALTURA DEL PUENTE DEL SAN JORGE, la gran arteria que conecta a MEDELLÍN Y LA COSTA CARIBE, paralizando el flujo comercial entre la costa y el interior y causando millonarias pérdidas a transportadores y empresarios.

Al GOBIERNO NACIONAL le toca adoptar las medidas necesarias para que estas tomas de hecho, que hoy están alterando nuestra tranquilidad y la economía de la REGIÓN no terminen saliéndose de madre.

EL GOBIERNO SANTOS en su afán de mostrar resultados dejó desfinanciado el presupuesto para ejecutar las acciones contempladas en el Acuerdo de Paz con las Farc y hoy estamos padeciendo las secuelas de una mala programación política de un GOBIERNO que nunca encontró la fórmula para que sus candidatos se ganaran las elecciones y poder dar continuidad a un proceso improvisado que, seguramente llenos de buena voluntad algunos y otros sabiendo de la crisis en que se dejaba a nuestra economía, solo pensaron en la camisa de fuerza que le quedaba al GOBIERNO que fuera DIFERENTE a los postulados SANTOS -FARC.

Por eso es inadmisible que no se pase primero por el diálogo y la concertación para lograr enderezar el entuerto de SANTOS, esto no es un tema de izquierda ni de la derecha, esto es un tema de ECONOMÍA y pasa por tener que asumir este GOBIERNO los compromisos que, gústenos o no, tiene que sortear el PRESIDENTE DUQUE.

Los recursos hay que buscarlos y sacar a estos CAMPESINOS del conflicto y de las garras COCALERAS que las FARC quieren convertir en su retaguardia política y poner de carne de cañón a miles de muchachos que no saben que sus delincuentes dirigentes los usan para sus fines macabros y desde BOGOTÁ tranquilamente manejan los hilos.

Fueron muchos los BUSES CONTRATADOS para la movilización, pero la oportuna intervención de la POLICÍA evitó que este desplazamiento “COORDINADO“ les diera ventajas tácticas, pero al final lograron su objetivo y tienen SECUESTRADOS, ahora sí masivamente, a más de SEISCIENTAS MIL PERSONAS que están totalmente incomunicadas y con el miedo que sus SOCIOS ESTRATÉGICOS no terminen ASESINANDO a más gente inocente.

Y ante esta delicada situación cabe preguntarnos ¿En dónde están nuestros PARLAMENTARIOS Y LA GOBERNADORA FORÁNEA?

¡Ya basta de ausencias y tanta COBARDÍA!.