Duro golpe al Clan del Golfo y Caparrapos tras capturas e incautación

Duro golpe al Clan del Golfo y Caparrapos tras capturas e incautación

Durante el 2019 se han logrado las capturas de 43 integrantes de grupos armados organizados que delinquen en la región. Fue por eso que Tropas de la Séptima División del Ejército Nacional desarrollaron una gran ofensiva nacional en el Bajo Cauca antioqueño logrando la más contundente afectación al Clan del Golfo y Los Caparrapos.

En total se lograron 13 capturas y la incautación de 14 fusiles, siete armas de fuego, siete granadas de fragmentación, más de 1200 cartuchos (munición) para fusil de diferentes calibres, equipos de comunicaciones, material de intendencia y documentación así como dispositivos electrónicos para almacenamiento de información que a esta hora es analizada por personal de inteligencia militar.

PRIMER OBJETIVO

El primer resultado se produjo en la vereda La Cidra, zona rural del municipio de Tarazá. Hasta el lugar, unidades del Comando Operativo Aquiles guiados por información de inteligencia militar y de la Red de Participación Cívica llegaron a un punto en donde estos criminales estaban reunidos planeando la ejecución de acciones delictivas en contra de la población civil y la fuerza pública.

En desarrollo de la maniobra militar, se logró la captura de seis integrantes de ese grupo armado organizado y la incautación de 10 fusiles, abundante munición de diferentes calibres, tres granadas de fragmentación, material de intendencia de uso privativo de las Fuerzas Militares, equipos de comunicaciones, así como documentación y dispositivos electrónicos con información de esa estructura criminal.

Este resultado permite afectar de manera directa y contundente una estructura de Los Caparrapos que había sido destinada por su cabecilla, alias Kaín, para amenazar y atentar contra líderes sociales y población civil del Bajo Cauca, mediante la realización de homicidios selectivos, así como la planeación de acciones terroristas en contra de la fuerza pública.

SEGUNDO OBJETIVO

En la segunda operación se logró la captura de tres integrantes del grupo armado organizado conocido como ‘Los Caparrapos’ que delinquen entre los municipios de El Bagre, Cáceres, Tarazá, Caucasia.

En El Bagre los uniformados fueron alertados por información de inteligencia militar, que daba cuenta de individuos, que harían parte de la estructura criminal que intimida, amenaza y atenta contra la comunidad y la fuerza pública.

A estos sujetos les fueron halladas tres armas de fuego, munición de diferentes calibres, equipos de comunicaciones y documentación e información que a esta hora es analizada por personal militar.

Entre los capturados se encuentra alias Tomata, quien con 22 años de edad es un peligroso integrante de Los Caparrapos, quien al parecer sería el directo responsable del envío de mensajes de texto que circularon vía Whatsapp intimidando la población civil.

Los otros dos sujetos fueron identificados con los alias de Condorito y Omega, y presuntamente harían parte de la estructura que mediante intimidación presionaban a comerciantes, ganaderos y transportadores de la zona para que pagaran altas sumas de dinero por extorsión.

Las autoridades investigan si estos hombres tendrían relación con el homicidio del líder social José Rafael Solano Gonzales, de 58 años de edad, ocurrido el pasado cuatro de enero en la vereda Puerto Jobo, ubicada entre Caucasia y Zaragoza (Bajo Cauca de Antioquia).

TERCER OBJETIVO

El tercer objetivo de esta gran operación se centró en la vereda Clavellino, zona rural de Valdivia Antioquia. Allí tropas del Gaula Militar Bajo Cauca ubicaron la vivienda en donde criminales del Clan del Golfo se escondían de la ofensiva operacional desplegada por el Ejército Nacional en esa zona.

En este hecho, fueron sorprendidos cuatro integrantes de ese grupo armado organizado, quienes estarían involucrados en el cobro de extorsiones a campesinos y comerciantes así como en homicidios selectivos en la región.

A estos individuos les fueron halladas cuatro armas largas, una granada de fragmentación, munición de diferentes calibres, equipos de comunicaciones, material de intendencia y prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares.

Los 13 capturados y el material de guerra incautado, fueron dejados a disposición de las autoridades competentes para respectivo proceso de judicialización.