Para la historia quedará la última elección de GOBERNADOR en el departamento de Córdoba, no solo porque fue una campaña desigual desde todos los sentidos, político y económico, sino porque nos ha dejado una seria lección que si no recordamos con minucioso juicio, podremos repetir tal como sucedió con las de ALEJANDRO LYONS Y EDWIN BESAILE, quienes se convirtieron en los GOBERNADORES más cuestionados en la corta historia administrativa de nuestro DEPARTAMENTO.

Esta elección de EDWIN BESAILE, por sus características especiales, como la unión de dos familias políticas, cuya alianza, por sus antagonismos y odios lugareños, parecía inconcebible e irreconciliable, nos deja una lección que podría resumirse en una nueva definición de la política. “LA POLÍTICA ES EL ARTE DE LO IMPOSIBLE”. Nada está escrito y nada se puede dejar de considerar, tal como lo confirman DONALD TRUMP Y KIM JONG UN, el díscolo presidente gringo y el enigmático norcoreano.

Pero esa unión de la casa BESAILE Y ELÍAS, fue también producto de otra unión inesperada y que tenían bajo su manga sus protagonistas, como en los tiempos donde se acababan las GUERRAS y se firmaban armisticios por la unión de las casas reinantes de países en Europa que trajeron años de paz, cuando unían en sangre sus REYES.

Es así como se escogió a EDWIN BESAILE, pues éste había sido esposo de una hija del ex SENADOR JOCHE ELÍAS, PADROTE de esta familia, y de cuya unión quedó una hija. Ese fue el argumento principal y la garantía que tenía el ÑOÑO ELÍAS, EL JOVEN SENADOR, para aceptar y sellar ese pacto.

Tal vez para ellos fue una buena elección, pero para el resto del DEPARTAMENTO una mala elección, pues Edwin Besaile no tenía experiencia administrativa, ausente de compromisos, inclusive en su carrera profesional no tenía nada que aportar y solamente se decía de él que era un exitoso contratista del estado, que se rodeó de los mejores a través del éxito político logrado por su hermano el SENADOR MUSA BESAILE, a quien se le reconoce su habilidad para comprar cupos INDICATIVOS y junto a su hermano lograr un gran capital económico.

Pero al fin y al cabo fue una mala ELECCIÓN porque dejó en manos de otros funcionarios inescrupulosos el manejo del DEPARTAMENTO y como resultado de ello, en menos de dos años ya lo había sancionado y destituido la PROCURADURÍA. Pero las desgracia de nuestro terruño no quedó ahí, prosiguió por cuenta del PRESIDENTE de la mermelada, el que no se puede JUZGAR porque no hay manera política y jurídica para lograrlo, en tanto que la Comisión de Acusaciones de la Cámara no es sino un club social donde sus miembros acrecientan su poder político.

Este PRESIDENTE, para sellar pactos de impunidad, mandó a una funcionaria que vino a consolidar el poder del sancionado GOBERNANTE y a entronizar unas ORGÍAS DE CONTRATACIÓN sin antecedentes por parte de un encargado en nuestra historia administrativa. Corrupción, tráfico de influencias, despilfarro, todo un tétrico escenario en casi nueve meses de GOBIERNO de SANDRA DEVIA, dan cuenta de una oscura administración que deja en evidencia la torpeza de un personaje que la FISCALÍA Y LA PROCURADURÍA deben investigar preliminarmente y sancionar enérgicamente, si es del caso, ante denuncias probadas como la reciente y fulminante declaratoria de insubsistencia de la SECRETARIA DE MUJER Y GÉNERO, YOLIMA GUZMÁN, por el solo hecho de buscar transparencia y pedir a la PROCURADURÍA acompañamiento por considerar que se podía estar cometiendo algún delito en el proceso de contratación de más de 3 mil 500 millones de pesos, que se convirtió en suficiente argumento para el enfado de la GOBERNADORA DEVIA Y SU PANDILLA.

Ya lo qué pasó es HISTORIA y solo la PROCURADURÍA podrá decidir cuál será el futuro de este personaje cuya designación constituye otro de los episodios dañinos para nuestro DEPARTAMENTO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí