Córdoba se encuentra atravesando por una crisis en lo que a la prestación del servicio de agua potable se refiere, y el estallido de ella gracias a la falla de una planta que mantiene a cuatro municipios sin el vital líquido, ha hecho que otras localidades cordobesas que desde otrora padecen esta carencia, recurran a las vías de hecho.

Tal es el caso de los habitantes del corregimiento La Dorada, en San José de Uré, quienes han manifestado con molestia, que llevan 10 meses sin recibir el servicio de agua potable, razón por la que bloquearon la vía que conduce hacia el municipio Montelíbano.

Esta situación, que –según los manifestantes- no ha tenido la atención necesaria de parte de la administración municipal, afecta a más de 500 personas, entre ellas ancianos, personas con condiciones de salud que requieren ciertos cuidados, bebés recién nacidos y niños en edad escolar.

La mañana de este lunes, 16 de diciembre, la Gobernación de Córdoba realizó un Comité Departamental de Gestión de Riesgo Extraordinario a fin de atender la crisis de agua potable, que impera desde hace poco más de una semana en los municipios Ciénaga de Oro, Cereté, Sahagún y San Carlos.

Según informó la gobernación, entre las medidas adoptadas está la entrega de agua en carrotanques, así como la ubicación de tanques de almacenamiento de agua portátiles en las zonas más afectadas, esto con el apoyo de Uniaguas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí