Corte ordena que niños Wayuú tengan acceso a la educación

Corte ordena que niños Wayuú tengan acceso a la educación

Debido a la demanda presentada por unas madres cabeza de familias y varios miembros de la comunidad Wayuú Jamichimana, en la que se especificó que los menores de edad no requerían de todas las garantías para asistir satisfactoriamente a las clases, la Corte tomó cartas en el asunto.

Según el parte, a los menores se les dificulta el acceso por el mal estado de las vías y la aparición de serpientes cascabeles que pueden atacarlos, ya que el centro etnoeducativo más cercano se encuentra ubicado a 12 kilómetros de distancia.

Por otro lado, la falta de garantías representan un aumento notorio de deserción escolar y a eso se le suma la discriminación que reciben algunos niños por parte de otros estudiantes por pertenecer a la comunidad Jamichimana, razón por la cual el alto tribunal reconoció que evidentemente la comunidad está apartada de zonas escolares y ordenó proteger prontamente los derechos fundamentales para garantizar una educación continua y de calidad.

Por este motivo, la Corte Constitucional hizo un llamado de atención a todas las entidades gubernamentales para garantizar el derecho a la educación de todos los infantes, especialmente los de la comunidad Jamichimana del departamento de La Guajira. Así mismo, en la Sala Cuarta de Revisión de la Corte Constitucional se tuteló el derecho primordial a la educación integral de los menores de edad, solicitando que se siga con las medidas de transporte y alimentación para que los niños puedan asistir a las clases.

También en el debate jurídico la Administradora Temporal del Sector Educativo del Departamento de La Guajira, junto al Distrito de Riohacha, suscribió un contrato con una empresa de transporte para garantizar la movilidad de los niños hasta la escuela de manera segura, fortaleciendo también el programa de alimentación.

Por último el tribunal avaló los argumentos de la Administradora del Sector Educativo frente a la falta de recursos e hizo un llamado a las madres para que tomen responsabilidades frente al desarrollo integral de los menores para evitar la deserción escolar y el abandono de sus estudios, esto como parte de la corresponsabilidad que debe existir entre la comunidad indígena, la familia y el Estado.

Lea también: Zonas rurales de Córdoba necesitan más de 250 profesores