Barreras vivas, protección para los cultivos de plátano

Barreras vivas, protección para los cultivos de plátano

Tierralta. Con el fin de contrarrestar los daños que ocasionan los fuertes vientos en época de invierno, sobre los cultivos de plátano, la Asociación de organizaciones productoras y comercializadoras de plátano del Sur de Córdoba – Sinuplat, viene implementando el  proyecto “Implementación de modelos de protección agrícola y ambiental acorde a las zonas de producción de plátano en los municipios de Tierralta y Valencia”  o barreras vivas el cual está beneficiando a más de 300 familias.

Las barreras vivas es un sistema agroforestal que busca mitigar el impacto ambiental de fuertes vientos en zonas de producción, por ello su importancia en los sistemas de cultivos aplicados en esta zona del sur de Córdoba.

Según Carlos López Dimas, el ingeniero agrónomo de SINUPLAT,  “este proyecto de las barreras vivas buscan frenar las fuertes brisas que han afectado los cultivos específicamente de plátano y papaya, y en la actualidad se está implementando con 75 familias de los dos municipios del Alto Sinú, las cuales se beneficiarán del impacto positivo que generará este proceso.

Este proyecto busca además generar un componente económico a 10 o 15 años, en el cual este maderable es aprovechado para su comercialización, igualmente tiene un efecto positivo ambiental porque disminuye la temperatura de los predios y la albergue a especies de aves que en otros tiempos se han ido perdiendo por falta de árboles.

En total fueron sembrados 40 mil árboles entre maderables y frutales, los cuales ayudarán a evitar que los fuertes vientos azoten a los cultivos de plátano, papaya, yuca entre otros, disminuyendo el riesgo de pérdidas a los agricultores de la región del Alto Sinú.