Colombia conmemora 90 años de la masacre de las Bananeras

Un día como hoy pero en el año 1928, el municipio de Ciénaga-Magdalena vivió uno de los escenarios más tristes y trágicos de su historia. Para los días 5 y 6 de diciembre, el Gobierno de la época en cabeza de Miguel Abadía Méndez, decidió poner fin a una huelga que habían iniciado los trabajadores de una bananera, que exigían a los entes gubernamentales mejores condiciones de trabajo, pero lo hizo de la manera menos esperada posible.

Se trató de la primera revelación de campesinos de Latinoamérica, liderada por los trabajadores de la empresa estadounidense procesadora de bananos, United Fruit Company, cuya mayoría murió a manos del Estado, en un ataque a bala que bañó de sangre a la ciudad.

La historia da cuenta de que la huelga estalló el 28 de noviembre de 1928, cuando 25.000 trabajadores se levantaron y se negaron a continuar sus acciones hasta no lograr un acuerdo que les permitiese recibir mayor beneficios labores y por ende mejor calidad de vida. Pero al ser una empresa propiedad de Norteamérica, estos dieron un ultimátum al Gobierno colombiano y dijeron que si no solucionaban la situación, intervendrían en el caso.

El acuerdo jamás se logró, los trabajadores continuaron en pie en la huelga y el desenlace fue fatal, miles de familias enlutadas en vísperas de la navidad.

Esta historia ha quedado grabada en la conciencia de los colombianos por los novelistas Gabriel García Márquez, en su obra Cien años de soledad, quien nació en la zona bananera un año antes de la huelga; Álvaro Cepeda Samudio, en su novela La casa grande; y el dramaturgo Carlos José Reyes, quien cuenta la historia a través de los ojos de un soldado recluta.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*