Foto: Prosperidad social

Con la firma del acta entre Prosperidad Social y las alcaldías de Chinú, Puerto Escondido y Chimá, se dio inicio a la ejecución de cerca de 1.000 mejoramientos de vivienda en estos municipios.
“En total se invertirán $14.000 millones para beneficiar a las familias más vulnerables de estos tres municipios mediante la construcción de módulos de baño y cocina, unidades habitacionales y/o techos; dependiendo de la necesidad de cada vivienda. Estas intervenciones dignifican las condiciones de vida de cada una de las familias seleccionadas”, explicó Nemesio Roys Garzón, director encargado de Prosperidad Social.

Para el municipio de Chinú se realizarán 460 intervenciones en más de 20 barrios de la zona urbana, entre los que se encuentran 24 de Agosto, Camilo Torres, Chambacú, La Plancha, Polo, San Francisco de Padua y San Martin, con una inversión de $6.340 millones.

En Puerto Escondido son en total 380 mejoramientos de vivienda, principalmente en zona rural del municipio, como los corregimientos de Morindó, Florida, Palmar, San Luis, Silencio y El Pantano. De igual forma, se intervendrán viviendas en las veredas de Puerto Rico y Horizonte. En la zona urbana en los barrios Ciudad Futuro, Las Marías, Simón Bolívar y Villa Juani. La inversión en estas obras será de $6.700 millones de pesos.

Por último, en Chimá se harán un total de 150 intervenciones en zona rural y urbana de los barrios Arache, Sitio viejo, Corozalito, Guayacán, Campo bello, La Granja, 17 de junio, entre otros; con una inversión de $1.428 millones.

Los beneficiarios de estos mejoramientos de vivienda fueron seleccionados a través de un proceso de convocatoria y sorteo y cumplen con los requisitos establecidos por Prosperidad Social.