En vista de la emergencia que se ha desatado en el país por la epidemia de coronavirus, que hasta ahora deja 25 muertos y cerca de 900 contagiados, el gobierno chino anunció e inició inmediatamente las obras para construir un hospital en un término de 10 días.

El objetivo es que el centro hospitalario entre en funcionamiento el próximo 3 de febrero, para poder atender a un estimado de un millón de pacientes, en habitaciones, salas de quirófano y laboratorio, en una extensión de 25.000 metros cuadrados.

Esta edificación se comenzó a construir en la localidad de Wuhan, en el centro del país, que fue desde donde se comenzó a propagar el virus y en donde actualmente está declarada la cuarentena, por lo que ninguno de los 11 millones de habitantes que allí hacen vida, pueden salir al igual que nadie puede entrar.

Se conoció que en una vez entre en funcionamiento el hospital, este sólo admitirá a enfermos que padezcan de una neumonía de origen desconocido, que es uno de los principales síntomas del coronavirus.