Cementerio San Antonio, ¿en crisis o en avance?

Cementerio San Antonio, ¿en crisis o en avance?

Durante varios años el cementerio del barrio El P5 ha sido la manzana de la discordia entre la comunidad y los habitantes, puesto que según algunas personas, en el camposanto se estaban presentando una serie de irregularidades y quienes estaban al frente de la administración se hacían los de la vista gorda.

El Diario La Piragua se trasladó hasta el cementerio para conocer de cerca las quejas que habían llegado al Diario, para dialogar con su administradora actual, Beatriz Delgado Mestra, quien manifestó que se encuentra en el cargo desde el primero de febrero y hasta la fecha ha hecho gestiones en pro del mejoramiento del cementerio debido a la serie de problemáticas que en el se evidenciaban.

Los temas tratados en la entrevista fueron diversos, desde la insalubridad, seguridad y malos manejos de recursos, quejas por la quema de ataúdes, irrespeto a los cadáveres, en resumidas cuentas los reclamos que hacían los pobladores que residen cerca del cementerio hacían referencia a su mal funcionamiento.

Ante estas aseveraciones, la actual administradora manifestó que todas las quejas que ha puesto la comunidad son falsas, aunque hace la salvedad que en las administraciones pasadas quienes estaban al frente del cementerio dejaron en evidencia una serie de sorpresas desagradables que ponían molestos a los dolientes que acudían al cementerio cada vez que llegaban a honrar a sus seres queridos. Con el fin de mejorar el funcionamiento del camposanto, ha venido haciendo gestiones como el levantamiento de paredes, la pavimentación de pabellones, el blanqueamiento de bóvedas, entre otras obras que le han dado otra cara al cementerio San Antonio.

En cuanto a la quema de cajas e inclusive de osamentas, Delgado manifestó que “desde que recibí el cargo como administradora me puse al frente de esta situación porque los dueños de bóvedas aquí me dijeron que quien estaba antes aquí quemaba cajas e incluso encontré huesos de finados, decidimos recoger esos huesos y echarlos en un lugar, porque a mi nunca me ha gustado jugar con el alma de las personas ya fallecidas, además de que eso es antihigiénico por eso contraté a la empresa Biorresiduos, que es la encargada de venir a hacer todo el proceso de quema y recoger los residuos que quedan cuando se hace el traslado de bóveda a nicho, aquí ninguno en el cementerio se encarga de hacer ese trabajo que le corresponde únicamente a la empresa competente, a raíz de ese cambio muchas personas han mostrado el inconformismo porque ahora se realizó un aumento de precio, como antes el mismo administrador hacía eso costaba menos el proceso, ahora hay que contratar una empresa y es por eso el aumento de precios, eso no quiere decir que me este robando ningún dinero porque para eso no fue que me posesionaron en este puesto, yo estoy trabajando por la comunidad y para que este lugar se convierta en lo que es, un lugar de descanso para las almas y que los dolientes cuando vengan vean otro panorama diferente al que estaban acostumbrados a ver, e incluso por un tiempo la delincuencia azotó este cementerio, las lápidas, protectores de bóvedas y arreglos florales habían sido hurtados por personas inescrupulosas que merodean el cementerio” manifestó la administradora.

La empresa de Biorresiduos hace las visitas los días miércoles y sábados, donde van a cargar todos los desechos de residuos de cajas y la ropa con la que entierran a los finados, cada vez que se hace necesario el servicio de ellos, Beatriz Delgado los llama para que hagan el respectivo trabajo de limpieza.

Por otro lado, la comunidad denunció que la administradora tiene laborando a gran parte de la familia en el campo santo, ante esta aseveración, Delgado respondió que es cierto que tiene un hermano trabajando, pero que es por la seguridad, porque necesita una persona de confianza y quien más que su hermano para que se quede mientras ella realiza las debidas gestiones para la adecuación del cementerio.

Otro tema relevante, es el cuestionamiento que le hace la administradora a la Fiscalía, puesto que según ella “la Fiscalía viene y entierra un N.N aquí en una bóveda ajena, pagan los trescientos mil que cuesta el arrendamiento y de ahí no se vuelve a saber mas nada, y se han presentado casos en los que los dueños de la bóveda necesitan ese lugar para enterrar a sus finados y como está enterrado es un N.N nadie responde, aquí en el cementerio hay aproximadamente más de 20 y aquí pueden pasar todo el tiempo y soy yo la que me debo hacer responsable por esa bóveda cuando no debería ser así, por eso no he permitido que las funerarias y Fiscalía vengan y me entierren un N.N más hasta que no me hagan un debido contrato con el que yo me pueda sustentar y reclamar después de que se hayan pasado los tres años.

Ante esta situación, le hace un llamado a la Fiscalía para que se responsabilice más de las personas que entierran en el cementerio como N.N y hagan el respectivo contrato por los tres años.

Cerca de 1.328 bóvedas son las que se encuentran en el cementerio San Antonio, esto sin contar los nichos, por ello, la administradora le solicita a la administración municipal que les eche una mano para seguir manteniendo el lugar que es de beneficio para toda la comunidad y que pese a que le han hecho algunos mejoramientos aún sigue necesitando obras de mantenimiento y limpieza, “aún se necesita más apoyo de la administración, e igualmente compromiso, ojalá se tocaran y enviaran, pinturas, cemento, arena, y materiales, que acá ponemos la mano de obra, con el esfuerzo de todos se puede tener un mejor cementerio y que se respire otro aire en este lugar, para eso necesito el apoyo de muchas personas, ya he tocado varias puertas, en ferreterías, empresas públicas y privadas, para gestionar los 4.000 bloques, 250 bultos de cemento, 26 volquetas de arena, 300 varillas para seguir alzando las paredillas del cementerio y seguir con la pavimentación de los pabellones que bastante falta que hacen“ expresó.

De igual forma le solicita el apoyo a las autoridades policivas y administrativas para mitigar que el lugar se siga vandalizando y mitigar la problemática con los jóvenes que llegan hasta el lugar a fumar drogas.

Con el fin de darle solución a varias incógnitas que tiene la comunidad en cuanto al funcionamiento del cementerio, Beatriz Delgado convocó a una rendición de cuentas el día 28 de octubre del 2018 donde expondrá todas las gestiones y acciones que ha realizado durante su administración, y así poder responder a muchas dudas e inquietudes que tiene la población y aclarar todo tipo de malentendido.