Barrio Pastrana Borrero sigue a la espera de inversión en sus calles

Barrio Pastrana Borrero sigue a la espera de inversión en sus calles

El Barrio Pastrana Borrero se encuentra ubicado en el sur de Montería, y es uno de los barrios más antiguos, donde su población, en su mayoría, son familias de escasos recursos. Este barrio por largo tiempo fue un asentamiento subnormal, pero en administraciones pasadas lo incluyeron en el Plan de ordenamiento Territorial (POT) y le han invertido importantes recursos para su desarrollo y una mejor forma de vida de sus habitantes.

Sin embargo, desde hace un tiempo ha aumentado la llegada de familias las cuales son desplazadas de los campos por grupos armados buscando refugio en este sector, y así propender por un mejor futuro para sus familias. Estos asentamientos se establecieron en la falda de los cerros que circundan a este barrio. Así que, por un lado, estos nuevos visitantes están en alto riesgo por cuanto estas tierras altas son de fácil deslizamiento, fenómeno natural que se presentan frecuentemente a través de los años.

De una u otra forma esto perjudica igualmente a los viejos colonos del barrio, es decir, los habitantes que ya construyeron sus casas humildes y se transformaron en ciudadanos vecinos, acostumbrándose a los problemas y desafíos que tiene Montería, una ciudad que va en progreso, en donde ya de por sí existen varias generaciones que se acostumbraron a una vida llena de problemas y alegrías.

Pese a que hay algunas inversiones por parte del Estado en salud pública y saneamiento básico el sector tiene un problema de vieja data: algunas calles se están perdiendo por causa de las corrientes que bajan de la ladera del cerro cuando llueve. Estas corrientes fuertes han acabado con las calles que comprenden de la diagonal 1 a la transversal 6, según lo manifiesta el líder Luis armando Tirado, quien ha venido luchando desde hace mucho rato interponiendo derechos de petición y acciones judiciales para que solucionen este problema las instancias pertinentes.

No solamente estas aguas lluvias deterioraron las calles, sino que también en época de invierno, por no tener una salida rápida hacia los canales recolectores, se introducen a las casas inundando todos estos hogares, y haciendo daño en los enseres de estos vecinos, algunos de ellos con el tiempo han tenido que sacar dinero para levantar las casas con muros de contención hasta de 60 centímetros de alto para evitar la inundación de sus lugares de residencia.

Los vecinos que no cuentan con recursos económicos para mitigar esta inundación todavía soportan los estragos de estas aguas, de igual forma los estudiantes y trabajadores en esta época de invierno tienen que esperar varias horas, para que baje el caudal y así poder salir a realizar sus deberes en la sede de la institución educativa Mercedes Ábrego, la cual se encuentra ubicada en una de estas calles en deterioro total. Cuentan los padres de familia que la entrada a la escuela, cuando llueve, es casi imposible de transitar.

Según el líder Luis Armando Tirado solamente en este sector se ve a los candidatos en épocas de campaña prometiendo el arreglo de todas sus necesidades, pero a la final todo queda en promesas. Pese a que este líder siempre se ha preocupado por el bienestar de la comunidad, manifiesta que con el apoyo de personas del barrio están elevando acciones judiciales para que la ley obligue a los mandatarios municipales a cumplir el deber que les corresponde como co-administradores de los recursos que son de los ciudadanos.

Ahora bien, en cuanto a la seguridad del sector manifiestan que está bien, la policía del cuadrante vive atenta a cualquier malandro que ronda el lugar, e incluso desde hace mucho tiempo no se presentan robos y atracos como sucedía hace varios años, prácticamente este barrio viven en paz.

Sobre el estado de las alcantarillas y cunetas del barrio, se encuentran relativamente bien. El problema con las cunetas, es que los vecinos las han tapado, y esto hace que las aguas no corran y se estanquen. Ya se han presentado enfermedades que transmiten los vectores provenientes de estas aguas estancadas, y también se presentan brotes en la piel de la población infantil, la cual es la más vulnerable a dichas enfermedades. Si bien es cierto que como en todas partes existen los malos vecinos, quienes con cualquier aguacero tapan las cunetas para que el agua no se les meta a sus casas, con estas acciones perjudican a los demás y esto ha causado discusiones y riñas.

Ahora, también hay que decir que esta comunidad no cuenta con un parque, ni escenarios deportivos, pese a que el alcalde les prometió un mejoramiento de los lugares que se encuentran en mal estado. Únicamente existe una cancha donde la acción comunal realiza campeonatos de fútbol de una manera recreativa los domingos, pero el mantenimiento de la misma corre por cuenta de los mismos vecinos. Y aún no está en perfectas condiciones, no como en otros lugares a los cuales la Alcaldía ha dotado con todos los implementos y los ha remodelado.

En el caso de los parques, los niños y personas de la tercera edad no cuentan con la recreación y los juegos que brindan estos escenarios. Según los habitantes, nunca un Alcalde le ha invertido recursos a los lugares destinados a la recreación y deporte del barrio. Muchos padres de familia tienen que ir a otros barrios con sus hijos a disfrutar de este sano esparcimiento. Así que le piden al Alcalde que así como hay plata para parques y escenarios deportivos en otros barrios de la ciudad que son más recientes, pues que también le haga el milagrito al barrio Pastrana Borrero antes que se acabe su mandato.

Por otro lado, le piden de igual modo a la Secretaria de Infraestructura, la Doctora Diana Marrugo, que se presente en el barrio, y realice un estudio de las calles inservibles que rodean al sector y se dé cuenta de la prioridad que tienen los habitantes en la pavimentación de sus transversales y diagonales.