Barrio El Privilegio en total abandono por la administración

Barrio El Privilegio en total abandono por la administración

El barrio El Privilegio, ubicado en el sur de la ciudad de Montería, ha venido creciendo de una manera acelerada, pero sin control alguno y presenta sectores que de alguna u otra manera traen consigo sus propios problemas, afectando así a la comunidad en general y a los barrios como Furatena y Los Recuerdos, entre otros.

“El Privilegio, es un barrio que cuenta con alrededor de 1.200 familias en 330 casas”, expresó el presidente de la Junta de Acción Comunal, Hernando Luis Guerrero.

Los Ediles, Juntas de Acción Comunal, y Líderes del barrio, se han preocupado para que este sector en cuanto a problemáticas como la convivencia ciudadana, el desarrollo social, atracos, gente de estrato 0, microtráfico y el bienestar de sus habitantes, sea dignificado a través de la ayuda por los diferentes entes del gobierno municipal. Pero todo apunta a que algunos ciudadanos, y el ente Municipal puedan enmendar los errores y que miren con ojos de desarrollo hacia esta comunidad que ha sido víctima de su olvido.

“Lamentablemente el barrio no tiene cunetas, no hay alcantarillado, no hay nada, lo poco que se ha hecho es por parte de la junta de acción comunal, la cual es nueva, solamente lleva 2 años desde que inició, queremos trabajar, tratamos de buscar mejoras para el bien de nuestro barrio, pero es muy difícil ya que no tenemos recursos, los entes gubernamentales no nos brindan ningún tipo de apoyo, son promesas y más promesas que nos hacen pero nada de cumplimiento”, expresó el presidente de la Junta de Acción Comunal, Hernando Guerrero.

Desde hace un año El Diario La Piragua visitó este barrio, y habló con la comunidad. Nos contaron cuáles eran sus prioridades, las cuales hasta el día de hoy en su mayoría no se han solucionado, las calles se inundan, no hay zonas verdes, no hay alcantarillado, el servicio de luz, la salud, las sustancias psicoactivas y los actos de vandalismo, son los causantes de atemorizar y perturbar a las personas de esta zona de la capital cordobesa.

“Nosotros exigimos que Planeación, y de igual manera, los ingenieros asignados para esta pavimentación respondan. Es un trabajo chambón, sin ningún tipo de estudios “ expresó otro habitante del barrio.

Entre las problemáticas compartidas por estos barrios están el deficiente sistema de salud, la inseguridad social y los problemas de alcantarillado. Estos problemas son los que más afectan el progreso de esta zona en el sur de la ciudad.
“todos los habitantes están desesperados, ya que las aguas negras de sus casas se devuelve, y se introduce en las viviendas e inunda las calles por los manjoles que se rebosan por todo el barrio, perjudicando todo el entorno con los malos olores e infecciones bronquiales y en la piel, afectando a la población infantil y personas de la tercera edad”, expresó Guerrero.

De igual forma, está sucediendo la misma problemática en otros barrios como Furatena, Los Recuerdos, Nueva Esperanza, entre otros, que viven la misma situación y se le agrega el anegamiento de todas sus calles de acceso en épocas de invierno, debido al deficiente mantenimiento de los canales pluviales principales, los cuales se encuentran llenos de desechos, maleza, sedimento, inservibles, plástico y hasta animales muertos en estado de descomposición. Toda esta incertidumbre que viven estos sectores marginados se presenta debido a que el municipio dura hasta tres años para evacuar todos estos desechos, también por la falta de sentido de pertenencia de los vecinos irresponsables que al final de cuentas no miran el gran o el grave problema que esto produce a sus familias y demás miembros de la comunidad.

Por otro lado, los habitantes de este barrio marginado, le hacen un llamado al gobierno del alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda, quien está logrando invertir en las comunidades desamparadas de la ciudad, a que toque las puertas del desarrollo de estos barrios que de alguna u otra forma no les ha llegado, o les ha llegado a retazos.
“que este alcalde cumpla las promesas de campaña. Todavía le resta más de un año para salir, y es el tiempo necesario para invertir en los problemas de estas comunidades”, expresó un habitante del barrio Furatena.