Una dotación de 50 armas “Taser” fue entregada este viernes 22 de marzo a la Policía Metropolitana con el objetivo de fortalecer el modelo de vigilancia por cuadrantes en la ciudad.

Las armas, más conocidas como de electrochoque, llegaron junto con equipos de cómputo y chalecos antibalas pero su uso estará supeditado a las normas. Arturo Mercado Pérez, secretario de Gobierno, refirió que a cada uno de los 45 cuadrantes les será asignada una taser para uso en casos excepcionales.

Según Mercado, el objetivo es “que siga prevaleciendo la vida y la seguridad ciudadana, personas en estado alterado o conatos de bronca pueden ser reducidas de una forma seguridad y llevadas al centro de protección”.

Destacó que la descarga eléctrica de estas armas es de 0,0021 amperios y ocasiona contracciones musculares así como rigidez por períodos cortos de tiempo, pero que está dentro del rango no letal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí