¡Andrés Pastrana Arango ha vuelto! ¿Regresa la hegemonía conservadora?

¡Andrés Pastrana Arango ha vuelto! ¿Regresa la hegemonía conservadora?

El discurso de hoy de Andrés Pastrana Arango cumple una vieja profecía de 2017 que hablaba informalmente sobre el regreso de las tradiciones políticas en vista de los abismos de la Constitucíon del 91 en cuanto al funcionamiento del Estado y el pluralismo mal entendido revuelto con corrupción. El establecimiento o Régimen del que hablaba Álvaro Gómez Hurtado está en crisis plena y en su solución pacífica nadie quiere ceder, pero si vamos camino a lo que algunos dentro de Derechas e Izquierdas Opositoras al Nuevo Gobierno quieren hacer y es su fetiche freudiano: un Golpe de Estado.

Este punto, creo que ya lo desarrollé con claridad en mi última columna del diario digital LA LINTERNA AZUL cuyo enlace comparto para que a fondo se entienda mi teoría amplia sobre la conexión de las FARC, la estructura comunista internacional y la purga de militares patriotas de los altos mandos de Fuerzas Armadas y Policía en Colombia, conexos con el posicionamiento de jerarquía castrense y policial afín a mutaciones comunistas sobre la doctrina militar, y sobre todo el papel activo del Partido Comunista: http://www.lalinternaazul.info/2019/06/05/comunismo-colombiano-el-partido-por-la-mitad/

Entrando en materia, se ha cumplido una apuesta -sin plata, dado que el fútbol no me ha dado sino pérdidas en W Play-, de que habría una hegemonía conservadora-liberal-libertaria de diferentes tendencias de la institucionalidad colombiana durante al menos veinte años dada la destrucción institucional y crisis que generó, dicho sea de paso, la consolidación de los estragos de la reelección presidencial de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) y Juan Manuel Santos (2010-2018), que alteró no solamente en reformas records y además, viola -perdón por la palabra fuerte, pero eso sucedió con dejar viva la reeleción del Procurador General de la Nación recientemente derogada-. Esa es la solución para frenar los conflictos del actual inconformismo de las vertienes institucionales cristianas católicas, evangélicas, militaristas y defensoras del derecho natural y el nacionalismo social -sumado a la gran mayoría del sector productivo y clases medias del país- con las medidas económicas, de orden público y política internacional -eso incluye muchísimos nombramientos- del Presidente actual Iván Duque.

Dependiendo el público, yo hablo de que tal vez Duque haya sido impuesto como candidato en coalición y Presidente -con un evidente favoritismo y estrategia de construcción de bases y de juridicidad fraudulenta previamente- para dar contentillo al clientelismo de todos los grupos ideológicos y de la vida política -es decir el ciudadano profesional que vive del servicio público conseguido por política- para ir poco a poco decantando con cuáles, con qué y quienes cuenta en materia gris, trabajo ciudadano y poder electoral en dichas tendencias. Si es así, ya el sector que representa el duquismo, es decir el arribismo de viejas y nuevas élites del norte de Bogotá, las universidades privadas, los tecnócratas premillenials y millenials y los camaleones políticos ya están pasando a la historia y no volverán al poder. Tal vez, el ex presidente Pastrana ha hecho el anuncio de que este ensayo de la Hegemonía ya comenzó.

No me voy a detener a hacer predicciones de coaliciones electorales o analizar la traslación de espacios políticos entre militantes uribistas del CD y conservadores. No es el tiempo, dada la inexistencia de avales y listas definitivas. Además, al ya hace años haber salido por casi los mismos motivos de ambas colectividades, creo que el resultado es predecible sino se corrige el defecto de la inexistencia de la democracia interna, el relevo generacional y una verdadera equidad.

Ojalá este Frente Nacional o Hegemonía como prefiero llamarlo, se realice. Si es para favorecer o no a la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, no lo sé. Pero este sistema de ineficiencia, inoperancia y elitismo debe parar. Las armas jurídicas -y de fuego de los infiltrados en las Fuerzas Armadas y de Policía por parte del narcotráfico, las guerrillas marxistas y el feudalismo paramilitar regional tienen en la mira al poder y con un gobierno tan débil, cualquier cosa sucede-. La campaña mundial contra nuestro Comandante del Ejército Nacional Nicacio Martínez, no es gratis, y dentro de los cuarteles hay buitres que ayer en el Congreso perdieron una batalla importante, pero no la guerra…

De cualquier manera, los ex presidentes son importantes siempre en Colombia y que Andrés Pastrana vuelva a la política activa siempre será sano para nuestro país y definirá muchas cosas a corto y mediano plazo en el ordenamiento político nacional. Ojalá no sea demasiado tarde…

Posdata: ¿Qué se sabe de los saboteos legales en Bogotá para aprobar la marcha del próximo 9 de junio contra la JEP? ¿Qué piensa el Partido de Gobierno? ¿La Región Caribe y Córdoba se unirán?

@armesto1989

Instagram: @armesto1989

Tumblr: El Constituyente de Córdoba