Alcaldías no estarían cumpliendo con su rol para enfrentar la sequía en Córdoba

Alcaldías no estarían cumpliendo con su rol para enfrentar la sequía en Córdoba

Desde febrero pasado, Córdoba fue declarado en calamidad pública por la temporada de sequía generada por el fenómeno de El Niño, que actualmente afecta sobremanera a 11 de los 30 municipios del departamento. Es por ello que el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio reiteró el llamado a los responsables de la prestación del servicio de acueducto a no bajar la guardia y a que actualicen e implementen sus planes de contingencia de inmediato, a fin de garantizar la continuidad y calidad en la provisión del servicio de agua.

Entre los municipios afectados se encuentran Puerto Escondido, Moñitos, San Bernardo del Viento, Los Córdobas, Lorica y –entre otros- Montería, cuya mayor alerta se encuentra en las zonas rurales, como Leticia, Loma Verde y San Anterito. En ellos se ha visto interrumpida la producción agrícola, como por ejemplo la platanera, ya que producto de la resequedad en el suelo, los sembradíos se encuentran débiles y vulnerables ante los fuertes vientos.

La responsabilidad mayor es de las alcaldías

El Dr. Iván Tapias, coordinador de la Unidad de Gestión de Riesgo de Córdoba, indicó que se ha presentado “una temporada muy dura” con el fenómeno de El Niño y explicó que en este tema la Administración departamental sólo tiene una responsabilidad subsidiaria, tal y como está establecido en la Ley N° 1523 de Gestión de Riesgo de 2012, por lo que la mitigación de los efectos secundarios, es responsabilidad de cada Alcaldía.

“Nosotros hemos estado visitando todos los municipios desde el mes de septiembre, exhortando a los alcaldes a que elaboraren su plan de contingencia, porque los planes de contingencia existen a nivel municipal y a nivel departamental, el departamental es complementario pero la primera ayuda sale del Municipio, que recurre a nosotros y nosotros los apoyamos”, puntualizó, e indicó que “hay muchos municipios que elaboraron su plan de contingencia, pero no los han activado, y esperan que el Departamento responda”.

De acuerdo al funcionario entre las medidas que se están tomando se encuentra la limpieza, por parte de la Gobernación, de varios Jagüeyes en los municipios más afectados, así como también la petición que se hizo a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, de una pequeña flota de carrotanques para abastecer a los mismos.

Además indicó que se tiene como proyecto la construcción de pozos profundos para almacenar agua, pero aseguró que aunque se le ha pedido a las alcaldías la especificación de los municipios más vulnerables para crearlos allí, los estudios no se han recibido, así como tampoco los censos de los productores que han sido víctimas, pese a que los formatos para ello se enviaron desde enero de este año.

Asimismo Tapias consideró que “cuando se declara calamidad pública, se debe hacer unas acciones inmediatas, como por ejemplo ejecutar recursos, y esa es precisamente la problemática que se ha presentado”.

Pese a todo lo antes expuesto, en donde se evidencia que al parecer las Alcaldías no están cumpliendo con el rol que les corresponde en cuanto a apaciguar los efectos de la sequía, el Dr. Iván Tapias manifestó que la Administración departamental no tiene “la capacidad” para aplicar sanción alguna, pero destacó que la Procuraduría Agraria si se dio a la tarea de dar las advertencias pertinentes.