El alcalde de Santa Marta Rafael Martínez, el cual fue suspendido por corrupción, reclama su salario de los cuatro meses que duró inhabilitado, ya que la medida de detención fue cautelar y la investigación continúa por el fallo de un juez de segunda instancia.

El funcionario público retomó sus funciones y le pidió a la Alcaldía que le consignen sus salarios correspondientes al tiempo que estuvo bajo detención domiciliaria, es decir, desde el 21 de marzo al 21 de julio. El ingreso salarial de un alcalde es de aproximadamente  13 y 15 millones de pesos.

Martínez exigió una remuneración de 60 millones de pesos a pesar de que estaba suspendido para ese entonces,y justifica que su petición debe ser aceptada ya que la primera decisión que tomó la juez -considera- fue injusta, sin embargo, el funcionario no ha dado pruebas verídicas hasta el momento.

El periódico El Espectador reseñó que la Fiscalía le imputó los cargos al alcalde por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y contrato sin cumplimiento de requisitos legales, dentro de la investigación a posibles irregularidades en la contratación para la construcción del centro de salud en Santa Marta.

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Córdoba y Colombia.

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias Diario la Piragua

Invalid email address
No enviamos spam, y puede darse de baja en cualquier momento.