Luego de que los habitantes del corregimiento Nueva Estación, perteneciente al municipio de Buenavista, sostuvieran en varios ocasiones reuniones con la Agencia Nacional de Infraestructura por fin pudieron llegar a un acuerdo y así instalar los reductores de velocidad sobre la carretera troncal de este sector.

Fueron varios meses de lucha para que retiraran los estoperoles y procedieran a la instalación de los reductores, puesto que los múltiples accidentes que se estaban presentando en este sector ya tenía preocupado a los habitantes.

Según manifestó un poblador “estamos más tranquilos con los reductores de velocidad sobre todo por los niños que a diario deben transitar por esta carretera debido a que el colegio donde asisten la mayoría de niños y jóvenes de Nueva Estación está a orillas de la carretera y los padres de familia no estábamos tranquilos porque los carros al no ver ningún tipo de reductor pasaban a altas velocidades sin importarles que ladeado a la carretera hubiesen personas con sus puestos de mangos, piña, guanábana, entre otras frutas que se comercializan”, expresó.

Cabe recordar que a raíz de esta situación se produjo varios accidentes en su mayoría de motociclistas que resultaban con graves lesiones.